Luxemburgo puede ser uno de los estados más pequeños de Europa, pero las atracciones que tiene son variadas.

En temas históricos el Paseo de Wenzel en la Ciudad de Luxemburgo te permitirá ver casi mil años de historia en unos cien minutos. Desde el Promontorio de Bock, el Castillo Puente —construido en 1735 con arenisca roja— hasta la Iglesia de San Ulric, la parroquia más antigua de la ciudad, y la Torre de Jacob. Además está el Museo de la Historia de la Ciudad que te mostrará la evolución de esta metrópoli, y el Museo de Arte Moderno con sus 200 piezas del arte vanguardista del ducado y el mundo.

Monumento de Luxemburgo

Si disfrutas con la parte bélica de la historia, en la ciudad de Diekirch (al norte), el Museo Nacional de Historia Militar es una parada obligatoria. En él hay una extensa colección de armas, uniformes, equipos y efectos personales de los soldados de la Batalla de Bulge en Luxemburgo.

En Vianden (noreste) podrás ver el Castillo de Vianden, una gema del siglo XI. Muebles y tapices de la época, y las armas y armaduras más crudas. Después puedes pasar por el pueblo medieval de la ciudad. Las iglesias góticas, las pintorescas calles y las torres fortificadas. En esta ciudad se alojó uno de los grandes de la literatura universal: Víctor Hugo. Su casa es un museo desde 1935 y se puede encontrar sus trabajos originales, documentos y muebles. Además afuera del museo está el famoso busto de Rodin del escritor francés.

Qué ver en Luxemburgo

En Echternach (este) está el Castillo de Beaufort, otro imponente castillo medieval del siglo XII. La belleza y la crueldad se fusionan en esta construcción. En el exterior hay un lago precioso de cisnes; en el interior, una cámara de torturas que te causará más de un escalofrío.

Los amantes de la naturaleza se pueden deleitar con el Jardín de Mariposas en la ciudad de Grevenmacher (este). En una visita rápida podrás descubrir las variedades más raras de estos hermosos insectos. También encontrarás una muestra de exóticas plantas tropical.

El este del país tiene el sobrenombre de “Pequeña Suiza”. Es un buen lugar para hacer excursiones por caminos pacíficos u optar por escalar acantilados. Al norte, la zona de las Ardenas es frecuentada por ciclista de montaña. En el distrito de Grevenmacher está el pueblo de Mondorf-les-Bains que como su nombre lo indica es un centro de baños termales en Luxemburgo.

Turismo en Luxemburgo