Islandia destaca por sus actividades al aire libre. Los tours por los glaciares son bastante difundidos. Puedes alquilar jeeps y motos de nieve por tu cuenta. Sin embargo, debido al riesgo de rajaduras escondidas en los glaciares, las autoridades recomiendan visitar los glaciares en tours organizados y con guías experimentados.

Glaciares de Islandia

Otras actividades menos arriesgadas son la observación de pájaros y de ballenas. En el caso de la primera, Islandia es prácticamente un paraíso. En Latrabjarg en los Fiordos del oeste, existe la colina de pájaros más grande del mundo. Hay nidos de todas las variedades y existe la colonia de alcas del mundo. En las islas Westman existe una gran variedad de pájaros marinos, incluyendo la población más grande de frailecillos. El lago Myvatn en el norte tiene más especies de patos que cualquier sitio en Europa.

Frailecillo de Islandia

En cuando a las ballenas, el porcentaje de éxito de verlas es el más alto del mundo: 95%. Ballenas como las amistosas ballenas minke, las grandes azules y jorobadas son bastante comunes. El lugar más frecuentado es Husavik, al norte.

En cuanto a deportes al aire libre los más populares son el montañismo, la bicicleta de montaña y la cabalgata. Debido a la geografía accidentada de la isla hay pocos caminos demarcados, por lo que es recomendable tomar algún tour organizado. El golf es bastante popular y lo atractivo es jugarlo a medianoche cuando todavía hay luz. La pesca deportiva se concentra en el salmón y trucha en los meses de abril hasta septiembre.

Caballos de Islandia

Finalmente, Islandia también es un centro de cultura. Todos los años desde 1999 el festival de música Iceland Airwaves en Reikiavik atrae la atención internacional. Las bandas que tocan generalmente son alternativas, al estilo de la cantante Björk.