Con sólo caminar por las calles de Bruselas se puede empezar a conocer la maravillosa arquitectura del siglo XVII, que se dan a conocer tanto en los edificios, tiendas, restaurantes y callejuelas.

bruselas ayuntamiento en la gran plaza

En el centro de la ciudad está la Grand Place y a su alrededor hermosos museos edificados en el estilo barroco y gótico, los cuales fueron residencias de varios artesanos.

Muy cerca de la Gran Plaza, hay una calle con muchos comerciantes donde se vende el tradicional chocolate belga. Esta zona suele ser abarrotada por los turistas, pero no sólo por el delicioso dulce, sino que además sobre un pedestal se encuentra la estatua de un niñito orinando llamada Manneken Pis, que es una de las piezas infaltables en un recorrido turístico.

bruselas manneken pis

Pero si tienes un buen presupuesto para realizar algunas compras, a otro extremo de la Grand Place están las Galerías Saint-Hubert, donde podrás encontrar una gran variedad de ropa, libros, entre otras cosas.

El Museo del Tebeo, es el lugar ideal para aquellas personas que son fanáticas de los dibujos, ya que en aquí se alberga una gran colección de dibujos belgas.

En el Parque de Laeken se encuentra el símbolo de Bruselas, una estructura de hierro que representa un átomo llamado, el Atomium.

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.