Cuba es uno de los destinos caribeños preferidos para los amantes de la playa, los deportes de aventura y la naturaleza. Este archipiélago está conformado por la isla de Cuba (isla mayor de las Antillas), la Isla de la Juventud o Isla de Pinos y más de cuatro mil cayos e islotes. Dentro de los más de cien mil kilómetros cuadrados que conforman Cuba, encontramos diversos destinos turísticos que no podemos dejar de visitar, entre ellos:

Varadero. Atractivo balneario de Cuba que dentro de sus veinte kilómetros no sólo nos ofrece playas de calidad con un clima privilegiado, sino, una amplia oferta hotelera (más de cincuenta hoteles de 4 a 5 estrellas), restaurantes, campos de golf, zonas de buceo y deportes acuáticos, entre otros.

Ciudad de La Habana. Capital de Cuba y centro de la economía de la Isla. La Habana sobresale por su riqueza cultural y arquitectónica, sobre todo por los centros coloniales que podemos encontrar en La Habana Vieja. Además, dentro de la oferta cultural nos ofrece más de treinta museos, una docena de galerías de arte y veinte teatros. Para las noches, el ocio nocturno está garantizado por sus restaurantes, discotecas, bares, night clubs y el legendario cabaret “Tropicana”.

Habana Vieja. Esta zona de Cuba cuenta desde 1982 con el título de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y es reconocida por su historia y arquitectura: plazas, museos, monumentos, y edificios de la época colonial de la isla que nos esperan para hacernos parte de la historia cubana. Al pasear por La Habana Vieja es casi obligatoria la visita a “la Bodeguita del Medio” y “El Floridita”.

Trinidad. Ciudad ubicada al centro de Cuba y que desde 1514 es Patrimonio Cultural de la Humanidad. A sus alrededores encontraremos espectaculares paisajes naturales en el Valle de los Ingenios, la playa El Ancón, y la Sierra del Escambray.

Cienfuegos. Considerada la ciudad más bella de la isla por su hermosa arquitectura conformada por teatros, iglesias, monumentos, y lugares históricos como el Palacio de Valle.

Cayo Largo del Sur. Paradisíaca isla que dentro de sus veinte kilómetros de extensión nos ofrece playas de arena blanca casi vírgenes. La flora y fauna de Cayo Largo del Sur son su principal atractivo, además, los turistas encontrarán una gran oferta de hoteles, restaurantes, centros de buceo y otras actividades recreativas.