Uno de los monumentos históricos más importantes de Alemania y un símbolo de Berlín es la Puerta de Brandemburgo, por la que se tenía un restringido acceso al Nuevo Berlín. Actualmente está ubicada en el centro de la ciudad, en la Plaza de París, muy cerca del Reichsag y Potsdamer Platz.

Puerta de Brandemburgo

La Puerta de Brandemburgo fue construida en el siglo VXIII, durante el reinado de Federico Guillermo II de Prusia, quien solicitó que para su construcción se tomará de inspiración la puerta de acceso a la Acrópolis de Atenas.

En la parte superior de la puerta encontramos la Cuadriga, escultura de cobre que representa a la diosa de la victoria. La misma que fue llevada por Napoleón a París como trofeo de la batalla de Jena a inicios del siglo XIX.

La Cuadriga

Lamentablemente, la Cuadriga quedó casi destruida durante la II Guerra Mundial pero fue reconstruida para finales de los 50’s. A inicio de los 60 se construyó el Muro de Berlín quedando la puerta sin acceso a ambos extremos pero, terminó de ser restaurada cuando se realizó la unificación de Alemania en 1991.

La Puerta de Brandemburgo puede ser visitada por todos los que llegan a la Pariser Platz, es un monumento que podemos ver sin necesidad de pagar entrada.

La Puerta de Brandemburgo

Si nos encontramos en el centro de la ciudad podemos llegar a la Plaza de París a pie, pero, si estamos alejados no hay problema, sólo debemos tomar un autobús que nos lleve hasta la estación de Unter den Linden.