El Puente de Rialto es uno de los cuatro puentes que cruza el Gran Canal de Venecia. Es el más antiguo y, sin ninguna duda, más famoso. Comunica los distritos de San Marco y San Polo. Su historia es también muy interesante. Fue el centro económico de la zona, y aún hoy conserva su tradición comercial.

Cruzando desde San Marco se llega al Mercado de Rialto que se encuentra en la otra orilla y funciona de 9 a 12 horas. El colorido de las frutas y verduras del mercado desde el siglo X está en el Campo de la Pescaria y las calles circundantes que, se llaman como los gremios que las ocuparon.

El primero, de 1181, se llamaba Ponte de la Moneta y era un pontón flotante. Fue remplazado en 1250 por otro de madera, con dos rampas y una sección central levadiza, para que pasen los barcos más altos. En dos ocasiones se derrumbó y en una se quemó, por lo que se decidió suplantarlo por uno hecho en piedra.

Su construcción llevó de 1588 hasta 1591. Con el diseño del arquitecto Antonio da Ponte. Su estructura es similar al anterior, con dos rampas unidas por un pórtico central. A ambos lados tiene sendas hileras de tiendas que en la actualidad venden recuerdos y alguna joyería.

El puente es un excelente lugar de paseo, a cualquier hora, siempre tiene atractivo. Sus tiendas funcionan entre las 10 y las 17 horas, pero hacer un paseo por la noche es algo maravilloso.