El fenómeno de las compañías low cost se ha hecho imparable desde los 90 hasta hoy. No obstante, los vuelos baratos cuentan tanto con una serie de ventajas como de inconvenientes que te mostramos a continuación.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Índice

¿Cuáles son los pros y los contras de las compañías low cost?

Repercusión

Según datos recogidos por el Instituto de Estudios Turísticos (IET) de España, más del 80% de los billetes de avión vendidos desde el año 2012 hasta la fecha corresponden a vuelos low cost, lo que sitúa estas ventas siete puntos por encima de las compañías aéreas estándar.

De este 80%, la mayoría de billetes fueron vendidos por las aerolíneas de bajo coste líderes en Europa: easyJet y Ryanair. Así, este revolucionario negocio se ha hecho eco alrededor de todo el mundo y no dejan de surgir más y más compañías aéreas de bajo coste.

Tanto es así, que la mayoría de turistas confiesan sentirse abrumados cada vez que tienen que comprar un billete de avión porque no saben por cuál decantarse. Su éxito se debe en gran medida a las campañas publicitarias tan agresivas que emplean estas compañías.

A continuación puedes ver un ejemplo con el vídeo de la campaña publicitaria de la aerolínea easyJet del año 2012:

Ventajas

Además del ahorro que supone para el pasajero comprar un billete low cost, también pueden mencionarse otras ventajas. A continuación mencionamos todos los aspectos positivos de los vuelos chárter:

  • Precios bajos: estas aerolíneas ofrecen los precios más competitivos del mercado, con lo que es habitual encontrar vuelos a los destinos más solicitados en temporada baja por menos de cien euros ida y vuelta, por ejemplo. Esto hace que, hoy en día, viajar en avión sea un medio de transporte al alcance de cualquier viajero. El menor coste de estos billetes de avión se debe en gran medida a la supresión de intermediarios.
  • Beneficios para las agencias de viajes: las agencias de viajes tradicionales se han visto beneficiadas también por este fenómeno y han comenzado a ofrecer un nuevo servicio: ellas mismas te buscan el vuelo y te compran el billete low cost. De esta forma, lo que se había perdido con la supresión de intermediarios por parte de las aerolíneas de bajo coste, se ha ganado desde otro sector, con lo que el cliente que decide recurrir a una agencia de viajes acaba igual de satisfecho.
  • Adquisición del billete en el momento: con este tipo de aerolíneas, la necesidad de comprar el billete con mucha antelación se ha extinguido. De este modo, podemos incluso reservar nuestro billete el día de antes de la salida del vuelo.

Desventajas

Por contra, no todo son ventajas cuando se trata de sopesar la posibilidad de adquirir un vuelo barato. Los precios tan enonómicos de este tipo de vuelos se consiguen precisamente por la supresión o bajada de calidad de otros servicios. En la siguiente lista te mostramos cuáles son y otras desventajas:

  • Supresión de servicios: como decíamos, el beneficio de estas aerolíneas tiene su origen en que su objetivo es reducir costes a toda costa. Esto lo consiguen mediante la supresión del servicio de catering y de prensa gratuita habitual en las aerolíneas convencionales, el cobro de una tasa extra si se supera el total de kilos permitidos por equipaje facturado, el ahorro de combustible, etc.
  • Atención impersonal: otra de las formas de ahorrar en gastos es optar por la desaparición de oficinas físicas o cualquier otra zona accesible al público con la que interactuar directamente con la aerolínea en caso de reclamación, por ejemplo. Esto hace más complicado para el cliente el ponerse en contacto con la compañía aérea en caso de duda o reclamación, con lo que el servicio pierde mucha calidad en general.
  • Teléfono de pago: el teléfono de contacto que suelen ofrecer estas compañías es habitualmente una línea 902, el cual conlleva un coste adicional para el cliente, lo que supone otra fuente de beneficio para la aerolínea.
  • Aeropuertos secundarios: es habitual que la mayoría de estos vuelos despeguen desde aeropuertos secundarios. Esto reduce la accesibilidad para muchos turistas, los cuales se ven obligados a desplazarse hasta el aeropuerto en taxi, tren o cualquier otro medio de transporte. Evidentemente, todo este proceso encarece el viaje en su conjunto, con lo que el cliente debe valorar si realmente le conviene comprar un vuelo chárter o no.
  • Ausencia de conexiones: las compañías aéreas de bajo coste no suelen ofrecer conexiones entre aeropuertos. De este modo, el cliente se ve obligado a comprar dos billetes distintos, en lugar de tener la posibilidad de hacer escala sin la necesidad de adquirir dos billetes.
  • Limitaciones en el equipaje: todas las aerolíneas low cost ponen restricciones en el peso y las medidas del equipaje, lo cual supone una gran incomodidad para el turista cuya estancia en el extranjero vaya a ser de larga duración. Esta es posiblemente la desventaja más común entre los clientes de este tipo de compañías.
  • Tasas adicionales: a las anteriores limitaciones hay que sumar el hecho de que, si al facturar el equipaje, su peso supera el límite impuesto por la aerolínea, el cliente deberá abonar una tasa extra por cada kilo de más. También existen restricciones en cuanto al equipaje de mano, el cual debe tener unas medidas concretas. Además, la mayoría de aerolíneas de bajo coste no permiten llevar más de un bulto de equipaje de mano.
  • Compensación mínima: en caso de pérdida del equipaje, cancelaciones, retrasos o pérdida del vuelo, estas compañías ofrecen las mínimas compensaciones, dado que no se hacen responsables de casi ningún aspecto de tu vuelo.

Recomendaciones

Ante estas ventajas y desventajas, os ofrecemos una serie de recomendaciones para que os resulte más fácil comprar un billete low cost:

  • Términos y condiciones: es muy importante leerse las condiciones antes de aceptar cualquier cláusula que nos vaya apareciendo durante la compra. De lo contrario, puede que aceptemos servicios que no deseábamos y de los que no nos hemos percatado porque, por un lado, no nos hemos fijado y, por otro, suelen aparecer en letra pequeña, camuflados entre varias imágenes o expresados con palabras de sentido ambiguo.
  • Derechos de los pasajeros aéreos: para el anterior propósito, es altamente recomendable leerse el folleto sobre los derechos de los pasajeros aéreos que ofrece la Comisión Europea (CE).
  • Organización: es normal que cualquier turista se sienta confuso ante tanta variedad en ofertas de vuelos baratos y compañías aéreas. Por ello, nuestro consejo es que no te lo dejes para última hora: siéntate tranquilamente a realizar una comparativa entre las diferentes opciones posibles.
  • Estimaciones: si el avión que eliges no despega desde el aeropuerto más cercano a tu lugar de residencia, sería aconsejable que valores si realmente te va a salir rentable el desplazamiento hacia cualquier otro aeropuerto, ya sea por el gasto en gasolina, taxi, tren, autobús, etc.
  • Dimensiones en el equipaje: comprueba la normativa y las condiciones que impone cada aerolínea en su página web para no llevarte sorpresas en el momento de facturación o a tu llegada al aeropuerto.
  • Preparación de la maleta: dado el gran número de restricciones que imponen estas aerolíneas en relación al equipaje facturado y el equipaje de mano, el consejo que te damos es evidente: llévate lo mínimo, es decir, aquello que realmente vas a necesitar durante tu viaje.
  • Tarjeta de embarque: las compañías aéreas de bajo coste obligan a imprimir la tarjeta de embarque desde su página web, acción que se habilita a partir de los 15 días previos a la salida de tu vuelo. Por tanto, asegúrate de que has descargado e impreso la tarjeta de embarque antes de la fecha prevista de salida.

Este artículo ha sido compartido 79 veces. Hemos dedicado muchas horas para recopilar esta información. Si te ha gustado, compártelo, por favor:

Finalmente, hemos seleccionado el artículo anterior y siguiente del bloque "Viajando en avión" para que puedas seguir la lectura: