Home

Problemas en África

Sandra Fernández

África es el tercer continente más grande del mundo y uno de los más ricos en recursos minerales. Sin embargo, la mayor parte de países africanos se encuentran en vías de desarrollo. De hecho, se estima que más del 50% de la población vive con menos de un dólar al día. Problemas ambientales y sanitarios, pobreza extrema, desnutrición, contagio del SIDA… son los principales problemas que vive hoy el continente africano. Aquí te mostramos los más alarmantes.

Desnutrición

La desnutrición es el principal problema para el continente africano. Se trata de una consecuencia directa de la pobreza extrema que sufren los países africanos. Por desnutrición entendemos la falta de alimentos o la ingesta insuficiente de la cantidad de calorías, minerales, vitaminas y nutrientes esenciales para el mantenimiento de un estado de salud y peso acorde a la edad.

Puede ocasionar varios problemas de salud y enfermedades, algunas leves y otras crónicas o muy graves, en su mayoría relacionadas con deficiencias en el desarrollo y el crecimiento normal de los niños. Las principales enfermedades son las siguientes:

  • Anemia: el hierro es necesario para el crecimiento de los niños, por lo que la falta del mismo en la dieta puede causar retrasos irreversibles en el desarrollo del cerebro. Los síntomas más frecuentes son piel pálida, falta de apetito, manos y pies fríos, debilidad, etc.
  • Bocio: la carencia de yodo en la dieta es lo que produce esta enfermedad en la que la glándula tiroides se hincha en el cuello, lo que resulta en la formación de una gran masa. Puede causar retraso mental en los niños.
  • Diabetes mellitus: es un tipo de diabetes asociado a la desnutrición que se manifiesta a largo plazo. Sus síntomas más frecuentes son: poliuria (orinar demasiado líquido), fatiga, pérdida de peso, resistencia a la insulina, hipoglicemia, deficiencia nutricional…
  • Kwashiorkor: se debe a la falta de proteínas en los alimentos que se ingieren. Es una enfermedad propia de los niños en países subdesarrollados cuyo síntoma principal es la retención de líquidos, lo que causa distensión abdominal (prominencia del abdomen).
  • Marasmo: la falta de calorías y proteínas deriva en esta enfermedad, que da lugar a un aspecto extremadamente delgado y frágil, así como deficiencias en el desarrollo.

De acuerdo con datos recogidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), actualmente entre 3 y 5 niños menores de 5 años mueren anualmente a causa de la desnutrición y las enfermedades derivadas de ésta. De hecho, el hambre es la principal causa de muerte entre los niños, representando casi el 50% de las defunciones de menores de 5 años, por lo que resulta más letal que la malaria, la tuberculosis y el SIDA juntos.

Mortalidad infantil

De acuerdo con datos recogidos por el PRB (por sus siglas en inglés de Population Reference Bureau) en 2008, las tasas de mortalidad infantil en los distintos países del mundo se han reducido en los últimos decenios, un hecho que ha resultado clave para el incremento de la esperanza de vida y la eficiencia reproductiva en el planeta, en parte gracias al auge del llamado turismo de fertilidad y la reproducción asistida.

La lista, encabezada por Noruega e Islandia con las mejores tasas de éxito a escala mundial, presenta una media del número de muertes de niños menores de 1 año y 4 años por cada 1.000 niños nacidos. En ella, los 20 países con peores tasas de mortalidad pertenecen a África, siendo de todos ellos Níger el que registra los datos más alarmantes.

De igual manera, mejorar la salud materna es otro de los objetivos de las ONGs de todo el mundo. Se calcula que alrededor de 600.000 mujeres embarazadas mueren año tras año por infecciones, parto obstruido o trastornos hipertensivos del embarazo. Un 20% de las enfermedades que sufren los niños menores de 5 años están relacionadas con una salud y nutrición deficientes en sus madres.

UNICEF calcula que el número de niños y niñas huérfanos y vulnerables a causa del virus del SIDA ascenderá a 25 millones a finales de la década, de los cuales 18 millones estarán en África subsahariana. La fundación Save The Children estima que 12.000 niños pierden la vida a diario en el continente africano por causas relacionadas con la desnutrición y enfermedades como la malaria o la diarrea.

Pobreza

Aunque África es uno de los continentes más ricos en cuanto a paisajes, fauna y flora, la realidad africana es dramática: más de 300 millones de personas viven con menos de un dólar al día y al menos el 43% de la población no tiene acceso a agua potable. En definitiva, África está considerada la región más pobre del mundo a día de hoy, lo que se conoce como tercer mundo.

Las zonas rurales de Marruecos son una de las zonas más afectadas por la pobreza dentro de África. Se estima que el 20% de sus habitantes rurales sufren de desempleo, en especial entre la población más joven. La marginación y la falta de acceso a la educación y los servicios básicos son otros dos de los grandes problemas que azotan las zonas rurales de Marruecos hoy.

Sudán del Sur es otro de los países donde mayores índices de pobreza se registran dentro del continente y uno de los países más pobres del planeta. Tras el periodo de guerras, la pobreza comenzó a expandirse rápidamente por todo el territorio debido en gran medida a las sequías, el mal manejo de las tierras, una agricultura deficiente, etc.

No obstante, se está intentando potenciar el potencial agrícola de este país mediante la iniciativa Compras para el Progreso (P4P).

Madagascar es otro de los países africanos que mayores índices de pobreza registra, no solamente porque un 50% de los niños sufre de desnutrición o retrasos en el crecimiento, sino también debido a que se trata de una región muy vulnerable a desastres naturales, tales como inundaciones, ciclones, sequías… Estas adversidades suponen un plus a la ya de por sí difícil situación social y económica que vive el país.

Por último, cabe destacar la grave crisis humanitaria que vive actualmente Sudán debido a los diversos problemas políticos internos, religiosos, económicos, ambientales, raciales y territoriales. Día a día, la sociedad sudanesa se enfrenta a la violencia y los conflictos armados, matanzas y limpiezas raciales, además de la sequía que azota al país desde 2007. Desde entonces, más de 300.000 personas han muerto y unos 2,5 millones se han visto obligadas a abandonar sus hogares para huir de la guerra y la pobreza.

Inestabilidad política

La inestabilidad política y el terrorismo, entre otros, marcan la actualidad de la mayor parte de los países de África Occidental, además de otros problemas como la piratería y el narcotráfico. Los países que abarca esta región son Burkina Faso, Benin, Costa de Marfil, Cabo Verde, Ghana, Gambia,Guinea, Guinea Bissau, Liberia, Mauritania, Malí, Níger, Nigeria, Senegal, Sierra Leona y Togo.

Desde la independencia de este territorio, la inestabilidad política se ha convertido en la realidad de la mayoría de estos países, en especial Costa de Marfil, Sierra Leona, Nigeria y Liberia. Las guerras civiles y los numerosos golpes de Estado son algunos de los problemas más alarmantes sufridos por estos países a día de hoy. Todo esto supone una gran inquietud para la comunidad internacional, especialmente Estados Unidos y los países miembros de la UE.

Aunque otros muchos países de África Occidental han logrado solucionar sus discrepancias por la vía política y democrática con el fin de evitar conflictos bélicos, lo cierto es que aún queda mucho por hacer para frenar los golpes militares, un fenómeno frecuente todavía. Los últimos episodios tuvieron lugar en Guinea Bissau y Malí en el año 2012, los cuales dieron lugar al desplazamiento de más de 200.000 personas.

Esta región se ha consolidado también como una base de las redes del tráfico de cocaína. Asimismo, es frecuente el tránsito por la costa occidental de barcos camuflados que transportan droga desde América del Sur o Europa. Esto se debe a que los cárteles de estos países suelen emplear los diferentes países africanos como almacén.

Falta de acceso a la educación

Según datos proporcionados por UNICEF y la UNESCO, más de la mitad de los niños de nuestro planeta que no van a la escuela residen en países de África subsahariana. Esta cifra se incrementa aún más si nos centramos en el caso de las niñas de familias pobres, que habitan áreas rurales o llevan el peso del hogar. Varias agencias de la ONU han mostrado que hoy más de 30 millones de niños y niñas en esta zona no tienen acceso a la educación.

UNICEF y la Fundación Nelson Mandela han impulsado la campaña Escuelas para África, cuyo objetivo es el de aportar los medios necesarios para que la educación en África se imparta en escuelas sólidas y de calidad, lo que no necesariamente se traduce en la construcción de edificios escolares. Esto implica impartir la clase en casas particulares, tiendas de campaña o incluso bajo un árbol.

Miles de niños se ven obligados a diario a recorrer varios kilómetros para asistir a clase en edificios cuyas aulas se encuentran abarrotadas y carecen de lo más básico. Esto se debe a la falta de medios, el deterioro de las infraestructuras y la necesidad de terminar utilizando los edificios escolares para otros fines.

Aunque entre el año 2000 y 2007 se produjeron avances muy destacables, lo cierto es que el progreso se ha visto estancado en los últimos años. Además, la calidad de la enseñanza que se imparte en muchas de las escuelas construidas en esta región es cuestionable, principalmente por falta de materiales, instalaciones inadecuadas, profesores poco cualificados y exceso de alumnos por aula.

Medio ambiente

África es uno de los continentes más ricos en minerales, como demuestra la presencia de grandes yacimientos de combustibles fósiles como carbón, petróleo y gas natural, así como las grandes reservas de piedras preciosas y minerales como oro, cobre, diamantes, níquel, bauxita… Sin embargo, tantos recursos minerales no han evitado los numerosos problemas ambientales que vive este continente a día de hoy.

Los principales problemas medioambientales que afectan a la mayoría de países del continente africano son los siguientes:

  • Carencia de fuentes de agua
  • Sequía
  • Erosión de los suelos
  • Desertificación
  • Deforestación
  • Extinción de flora y fauna
  • Degradación de bosques, zonas forestales y zonas de pastoreo

Las consecuencias de estos problemas van desde la pérdida de la biodiversidad y la fertilidad de los suelos hasta la contaminación de los recursos hídricos. Todo ello trae como consecuencia final la destrucción generalizada del hábitat, lo que puede generar una serie de situaciones irreversibles para el continente, tales como el aumento de los desequilibrios económicos y sociales.

El cambio climático es un fenómeno muy a tener en cuenta en este sentido, ya que supone un impacto negativo muy grave para la producción de alimentos, lo que al mismo tiempo promueve las migraciones hacia países más desarrollados, afecta a la salud de la población y al mercado. La salinización de los ríos es algo que trae consigo consecuencias permanentes para la producción agrícola y la siembra de un alimento tan básico como el arroz.

Los países más ecopeligrosos a largo plazo son:

  • Kenia: tres cuartas partes de su tierra son semi-áridas o áridas.
  • Mauritania: casi el 95% de sus suelos son hiperáridos.
  • Etiopía: más de 2 millones de hectáreas se encuentran en estado de degradación más allá de sus posibilidades de rehabilitación.

Sanidad y epidemias

La sanidad en África y, concretamente, en países como Mozambique es tan deficiente que el propio Ministerio de Salud ha afirmado que cerca del 60% de sus habitantes no tiene acceso ni a la sanidad ni a medicamentos.

A nivel generalizado, en el continente hay más de 460 millones de personas sin acceso a ningún tipo de servicios de saneamiento. Estas son las principales razones por las que, además de la desnutrición, las epidemias y otras enfermedades son la principal causa de muerte. Pero ¿qué enfermedades son las más extendidas en África? Te las mostramos a continuación:

  • SIDA: el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) registra un 95% de los casos globales, según datos publicados por la OMS. Solo en el año 2012, se registraron 1,6 millones de casos nuevos y 1,2 millones de muertes en África subsahariana. Es una enfermedad de transmisión sexual (ETS).
  • Diarrea: actualmente, la mortalidad mundial por enfermedades diarréicas se sitúa en casi 2 millones, de los cuales el 78% se registra en África y Asia Sudoriental. Las infecciones causadas por diarrea se transmiten principalmente por el agua con contaminación fecal.
  • Malaria: el 90% de casos de malaria mundiales se producen en África, siendo los niños los principales afectados por esta enfermedad. No obstante, desde el 2000, los casos por muerte de malaria han disminuido en un 42%.
  • Infecciones respiratorias: aunque son varias las enfermedades respiratorias de la vía baja diagnosticadas anualmente, las más comunes son la bronquitis y la neumonía, las cuales se cobran 1 millón de vidas cada año.
  • Meningitis: es la décima causa de muerte en África subsahariana, si bien su impacto se ha reducido en las dos últimas décadas.
  • Sífilis: se trata de una ETS muy frecuente en África subsahariana. A diferencia del SIDA, tiene una cura relativamente sencilla si se trata a tiempo; sin embargo, si no se diagnostica a tiempo puede provocar la muerte.
  • Ébola: esta enfermedad infecciosa produce fiebre hemorrágica y acaba con la vida de la persona infectada en un 90% de los casos. Aunque actualmente no queda ningún caso, solo en 2014 se llevó por delante la vida de más de 900 personas en África Occidental.

Dada la precariedad de las infraestructuras sanitarias en África, la erradicación de estas enfermedades todavía está lejos. Por eso, la ayuda de los países más desarrollados es fundamental para salvar vidas y aumentar la calidad de los servicios sanitarios en el continente.

42 comentarios

  1. Elvis Jhoannes Charris Morales

    Yo la verdad es que yo los ayudaría pero es muy difícil, ya que hay gente que tiene comidas y la desprecia y hay gente a la que que ni le importa lo que pasa en el mundo y en África. Me gustaría que algún país cualquiera ayudara a África, como Asia, que es el continente más rico del mundo y el de los grandes contrastes. Allí hay países muy RICOS…

  2. Eso está mal. Haría algo si pudiera, pero no puedo aunque me da igual.

  3. Que rabia da tener todo y no poder compartir lo que tienes…

  4. Son todos unos conguitos muy monos.

  5. La desnutrición es algo gravísimo y en el mundo “rico” no somos conscientes porque no somos capaces de imaginar un día sin una cena. Estamos acostumbrados a todo lo contrario, a comer de más, lo cual también podría llegar a ser problemático. El mundo está mal repartido y la injusticia nos gobierna.

  6. ¿Y por qué no los ayudamos?

    ¿No sería lo más justo posible para ayudarlos?

    ¿Si nos quedamos de brazos cruzados, alguien va a hacer algo? Nadie, y eso es lo preocupante. Tenemos que empezar a buscar soluciones a los errores. Sería la frase con más sentido que se haya dicho. Decir es fácil. Hacer es mucho más difícil. Por eso propongo que todos pongamos de nuestra parte. ¿Quién va a reparar el mundo sin nosotros?

    Lo destruimos, así que nos toca repararlo. Y sí, tenéis razón, hay personas que tienen mucho y las hay que tienen super poco y ya están contentos. Creo que si no lo reparamos nosotros, lo tendrán que reparar nuestros hijos o puede ser que nuestros nietos.

    Eso es una barbaridad. Yo, que tengo 13 años, pongo de mi parte.

  7. Tienes toda la razón.

  8. Yo pienso que con una ayuda de todo el mundo, aunque sea muy pequeña, todo esto cambiaría.

  9. Está muy bien la información.

  10. Es un problema muy difícil para ayudar, pero tenemos que intentarlo.

  11. La vida de África es muy dura y hay muchos otros países afectados por la guerra, el hambre y muchas más cosas. Pero en muchos de estos paises hay personas que lo tienen todo e incluso no saben lo que tienen. Si esas personas se sensibilizaran y aunque sea ayudaran a aquellas personas que los rodean y que solo tienen esperanza de cambiar sus tristes vidas, este mundo podría cambiar.

  12. Desgraciadamente, vivimos en un mundo que está cegado por la ambición y no solo por los políticos negligentes, sino hasta por la misma sociedad, que en vez de ayudar al mundo, lo está haciendo decaer, porque siempre decimos que los demas tienen la culpa pero para cambiar a este mundo debemos empezar por nosotros mismos. Empecemos a hacerles saber que lo material es menos importante que lo humano.

    Atte: Alejandra

    Colombia, Bogotá D.C

  13. Qué triste es todo esto.

  14. Niños desnutridos en África, esperemos que los países desarrollados terminen con esta lacra. No es necesario que traigan a toda esta gente a Europa o EE.UU. ni a cualquier país desarrollado, sino que les faciliten medios para poder cultivar y crecer como país.

  15. ¡Y pensar que los tesoros del Vaticano terminarían con la probreza mundial tres veces! ¡¡¡Vivimos en un mundo muy injusto!!! Ninguna persona se merece vivir así… y mientras muchos se preocupan por enrriquecerse más y más, hay mucha gente que sufre de pobreza. Me pone muy triste ver la realidad de estas personas.

  16. ¿Por qué será que el gobierno no da a África lo que esas pobres personas necesitan? Hay personas que no agradecen lo que sus padres hacen para conseguirles la comid, los estudios y todo lo demás.

  17. Pero qué horror que el gobierno no pueda hacer nada por las personas desnutridas de África 🙁

  18. ¡Que se acaben las guerras!

  19. Qué pena que mientras las personas sufren, el gobierno esté tan tranquilo.

  20. Será que los gobiernos no se ponen la mano en el corazón ni piensan en estos pobres seres que de verdad necesitan de nosotros. En vez de estar invirtiendo en material de guerra y quien sabe qué otras cosas, ¿por qué no buscan la manera de ayudar a estas personas? ¿Qué tal si nosotros estuviéramos pasando por esta situación? Realmente nos olvidamos de eso y nos metemos en otros cuentos. Se trata de solo analizar y buscar soluciones porque este es un problema que afecta al mundo.

  21. yerlis martinez jimenez

    ¿Por qué África es diferente a nosotros? Ojalá no despreciemos lo que nos dan porque de pronto un día podríamos llegar a estar como ellos y espero que nunca pase. No despreciemos nada porque queramos algo de marca o no queramos estudiar, porque no tengamos unos cuadernos de sticker o un bolso de marca. Aprovechemos la vida tal cual, con lo que tengamos.

  22. unos tienen y no quieren otros quieren y no tienen

    Unos quieren y no tienen, otros tienen y no quieren.

  23. ¡Ayudemos a que esto termine!

  24. ¡Ayudemos por un mundo mejor!

  25. Nosotros los seres humanos no nos damos cuenta de la importancia de los alimentos, tiramos comidas si saber q la gente en África sufre por un plato de comida y por un vaso de agua. No le damos importancia a eso porque no estamos en su posición ni en su lugar. Yo quisiera pedirles a las personas que valoremos lo que tenemos porque el día que no tengamos nada será cuando nos daremos cuenta del valor que tienen las cosas. Cuando lo tenemos todo, lo tiramos sin importarnos nada.

  26. La verdad es que en el mundo existe más pobreza de lo que nos podemos imaginar y desgraciadamente no lo podemos evitar, ya que la gente de África sufre desde el momento en que nace.

  27. Ojalá yo los tuviera aquí.

  28. Pobre gente. Tengo ganas de mandarles algo. Ojalá las demás personas que desperdician la comida vean lo que les pasa a estas personas de África que no tienen nada de comida. Ojalá haya alguien que les mande una respuesta a estas personas.

  29. Qué pena que el reparto de riqueza no sea equitativo.

  30. Hay que actuar, pero ya no hay tiempo. ¿Por qué no piden ayuda al presidente o a Obama, ya que es origen africano?

  31. Realmente es difícil creer que haya tantos problemas y que nadie haga nada al respecto.

  32. Pobre gente…

  33. tyfannye britney

    ¡Ay, no! ¡Qué pecado! Esos niños… pobrecitos… qué triste.

  34. Poder ayudarlos sería lo máximo.

  35. Me parece muy lamentable, porque hay gente que no tiene nada y, en cambio, el que lo tiene lo desaprovecha y no sabe las circunstancias por las que pasan los demás. Es muy triste. Espero que esto sirva de reflexión.

  36. Es lo más triste que he visto nunca.

  37. Sí, que pena me da esta gente. ¿Por qué no la ayudan? ¿Y el presidente de este país qué hace?

  38. Me gustaría ayudarlos, pero hay que actuar rápido y con eficacia.

  39. Qué pena me da que no todos tengamos acceso a la riqueza por igual.

  40. ***&&%RiTa%&&***

    No sé cómo podemos evitar eso, solo hacerles comprender a las personas que son más afortunadas que no son las únicas en el mundo y que hay otros lugares donde despertar con vida puede ser el mayor milagro. Por eso, quiero decirles que aprovechen lo que tienen mientras lo tegan y que intenten ayudar a esa pobre gente, ya que algún día esa gente les va a ayudar.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Viajejet