En la actualidad, se estima que existen entre 4.000 y 5.000 religiones distintas en todo el mundo, aunque no es posible dar una cifra exacta. No obstante, sí que sabemos cuáles son las religiones con más seguidores:

Religión Número aproximado de seguidores
Cristianismo 2.100.000.000
Islam 1.155.000.000
Hinduismo 1.010.000.000
Budismo 776.000.000
Religión tradicional china 394.000.000

Como el artículo es bastante extenso, lo hemos dividido en 5 puntos diferentes. A continuación tienes un índice: puedes desplazarte por la página pulsando en los enlaces o simplemente haciendo scroll si lo que te interesa es leer el artículo completo.

Índice

¿Cuáles son las principales religiones del mundo?

Cristianismo

Del latín christianismus, el cristianismo tiene su origen histórico en el judaísmo de los inicios de la era actual. Esto es debido a que Jesús de Nazaret, el máximo exponente de la religión cristiana, se autoidentificó siempre como un judío devoto, tanto en su doctrina como en sus enseñanzas.

Esta religión abrahámica monoteísta se basa en la vida del mismo, la cual se encuentra recogida en la Biblia.

El conjunto de libros canónicos del judaísmo y el cristianismo se recogen en la Biblia o libro sagrado, cuyo fin no es otro que el de transmitir la palabra de Dios. Actualmente, la Biblia ha sido traducida a 2.454 idiomas.

En sí, la Biblia es una recopilación de textos que fueron escritos en hebreo, griego y arameo en primer lugar, y que posteriormente fueron reunidos para formar el Tanaj judío o Antiguo Testamento para los cristianos y, más tarde, el Nuevo Testamento.

Mientras que el Antiguo Testamento narra la historia del pueblo hebreo, el Nuevo Testamento trata sobre la vida, la muerte y la resurrección de Jesús, así como el mensaje que éste transmitió y la historia de los primeros cristianos.

La Biblia es, en definitiva, una obra espiritual que para los creyentes constituye la forma en que Dios se reveló a sí mismo y manifestó su voluntad de salvación de la Humanidad.

Cabe mencionar que, a través de su historia, el cristianismo ha pasado por numerosas divisiones, las cuales han dado lugar a varios grupos de creencias con las consiguientes variaciones según el lugar y la cultura que las rodea.

Desde la Reforma protestante (siglo XVI), esta religión se divide en tres ramas principales, que predominan en las siguientes zonas y países del mundo:

  • Católicos: sureste de Europa, norte y centro de África, Sudamérica, México, Canadá y Filipinas.
  • Protestantes: países nórdicos, Reino Unido, Australia, Sudáfrica, Namibia, Botsuana, Estados Unidos de América y Groenlandia.
  • Ortodoxos: Rusia y Ucrania.

La principal creencia cristiana es la que dicta la doctrina de la Trinidad: Dios es uno y, al mismo tiempo, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Él es el creador y el responsable de conservar el universo y cuidar del género humano mediante su Palabra.

Lo que él busca en el ser humano es la realización de buenas obras. En general, Jesucristo es el Mesías descrito en el Antiguo y Nuevo Testamento, y al mismo tiempo es completamente Dios y humano a la vez.

Otra de las principales doctrinas del Cristianismo es la que trata la salvación mediante conversión y perdón de los pecados, lo que da lugar a la victoria sobre todas las consecuencias del pecado.

La salvación puede ser otorgada por la gracia de Dios y es lo que Jesucristo consiguió en su crucifixión y posterior resurrección. Si Dios otorga la salvación, se obtiene la vida eterna, de ahí la ascensión de Jesucristo al cielo, esto es, el Reino de Dios que dicta la Biblia.

Las prácticas llevadas a cabo por los cristianos implican el establecimiento de una relación con Dios.

Por ello, para ser buen cristiano, se deben cumplir los siete sacramentos (en orden cronológico): bautismo (introducción de la persona al cristianismo), confirmación, eucaristía, penitencia, orden sacerdotal, matrimonio y unción de los enfermos.

Islam

El islam es una religión monoteísta basada en el libro sagrado del Corán, cuya premisa fundamental para sus adeptos es la de que “No hay más Dios que Alá” y, a su vez, Mahoma es el último mensajero de Alá (en árabe, Allah, que significa Dios).

Los seguidores del islam se denominan musulmanes, término proveniente del árabe muslim que literalmente significa que se somete, y su lengua oficial es el árabe.

Los principales países en los que se practica el islamismo son Arabia Saudí, Somalia y Afganistán, cuyo porcentaje de población musulmana se sitúa cerca del 100%. El 98-99% de la población de países como las Maldivas, el Sáhara Occidental, Turquía, Irán, Argelia, Mauritania y Yemen también se calcula que está formado por seguidores de esta religión.

El islam no es solo una religión, sino una cultura en la que aspectos como la vida social, familiar, educativa y judicial, y hasta la forma de vestir se rigen por las pautas marcadas por la religión.

Esto significa que los mandamientos del Corán son los que rigen el funcionamiento del Estado, es decir, la ley que gobierna la sociedad. De este modo, la Constitución de los musulmanes es el llamado Sharia o ley islámica, donde se hallan los derechos y deberes del hombre, las penas, los delitos…

Los musulmanes tienen tres lugares santos, los cuales se citan a continuación:

  • La Meca: es la ciudad a la que los musulmanes deben peregrinar al menos una vez en la vida. En ella nació Mahoma y es donde se encuentra la mezquita Masjid al-Haram (literalmente, mezquita sagrada), en la que rezar supone obtener una recompensa equivalente a 100.000 oraciones.
  • Medina: es el lugar que vio llegar al profeta Mahoma cuando emigró a La Meca, le dio refugio y aceptó su mensaje. Sus habitantes se conocieron entonces como los “Ansar” por haberlo acogido. Allí murió y fue enterrado también.
  • Mezquita de Al-Aqsa: la tradición musulmana cuenta que esta mezquita ubicada en Jerusalén es el lugar donde Mahoma ascendió a los cielos. Rezar en la Mezquita de Al-Aqsa equivale a la recompensa de 500 rezos, puesto que está considerada como el sitio en el que Mahoma se comunicó con Dios y fue establecida la oración.

Para el islam, cada miembro de la sociedad tiene un conjunto de derechos y deberes, por lo que todo individuo que acepte esta religión debe orientar su vida de acuerdo con estas reglas.

Estos derechos se recogen en el Risalatul Huquq, donde se incluye el Derecho de Dios, los Derechos de la lengua, los Derechos de la mujer y los Derechos del enemigo, entre muchos otros.

No obstante, de manera general la ley del islam impone cuatro tipos de derechos y deberes en el hombre:

  • Deberes hacia Dios: todo hombre está obligado a cumplirlos. Según el Corán, el hombre debe reflexionar y estar constantemente recordando a Dios, así como obedecerle, aceptar su voluntad y ser consciente en todo momento de que su función en la Tierra es adorar y complacer a un solo Dios.
  • Deberes del hombre con respecto a sí mismo: el Corán dicta que Dios no cambia la situación de un pueblo o sociedad, sino que son los individuos que la componen los que cambian lo que hay en sí mismos, esto es, cuerpo, mente y alma.
  • Derechos de los demás con él: la familia, los padres, el matrimonio y la comunidad son sus cuatro grandes pilares. Sostener vínculos de parentesco y complacer a los padres son dos principios ligados a la complacencia a Dios. Dentro del matrimonio, existen obligaciones del marido respecto a la esposa y viceversa, así como obligaciones y derechos de los hijos.

Hinduismo

Se denomina hinduista a toda aquella persona que practica alguna de las religiones del hinduismo y forma parte de esa misma cultura. Es una religión que carece de fundador, ya que en realidad engloba varias religiones diferentes, a las que erróneamente se les llama de la misma manera.

El hinduismo es la tradición religiosa mayoritaria en Bali, Nepal, la India y la isla africana de Mauricio. La India concretamente es la cuna del hinduismo y está considerada como su tierra santa, donde el 80,5% de la población lo profesa.

No obstante, existen comunidades importantes de inmigrantes hinduistas en países como Arabia Saudita, Birmania, Indonesia, México, Panamá, Sudáfrica y Tailandia. En países occidentales como Reino Unido y Estados Unidos pueden hallarse igualmente importantes grupos de hinduistas.

El hinduismo cuenta con dos textos sagrados principales:

  • Shruti: consiste en un grupo de textos sagrados que únicamente pueden seguirse al pie de la letra. Por un lado, abarca los cuatro Vedas y, por otro lado, las Upanishad.
  • Smiriti: el término significa lo recordado o la tradición. En este grupo de textos sagrados se incluyen el texto épico Majabhárata, el Ramaiana o historia épica del rey-dios Rama, los 18 Puranas principales y los textos antiguos sobre ayurveda (medicina tradicional hindú).

La base de todo el hinduismo se rige en torno a la realidad llamada Brahman o esencia interior, es decir, la idea de que el conjunto de todas las cosas y eventos que nos rodean no son más que distintas manifestaciones de la realidad última.

Si Brahman hace referencia a una esfera intangible e incomprensible para el el individuo del mundo terrenal, su manifestación en el alma humana se llama Atman. La idea de que Brahman y Atman se fusionen en uno solo es la esencia del Upanishad mencionado anteriormente.

Es importante hacer hincapié en el hecho de que por hinduismo no se entiende ni una religión ni una filosofía, sino más bien un organismo socio-religioso grande y complejo, donde hay cabida para un sinfín de ceremonias, rituales, disciplinas y dioses/as.

Para el hinduismo, el mundo funciona a través del auto sacrificio de Dios, donde el término sacrificio se usa en el sentido de hacer sagrado. Así, implica el hecho de que Dios se transforme en un mundo que, finalmente, termina convirtiéndose en Dios, y así constantemente. Esta actividad se llama lila.

El Panteón Hindú cuenta con multitud de dioses, si bien son tres los más relevantes:

  • Brama: es el dios creador del universo y habitualmente se representa con 4 cabezas y 4 brazos, cada uno de ellos sosteniendo los 4 Vedas, y apoyado sobre una oca. La continuación de la vida solo será posible si Brama permanece despierto; cuando duerme, todo muere excepto los dioses. El templo de Brahma en Pushkar (India) está dedicado a él.
  • Vishnu: se representa con 4 brazos que sujetan un mazo (símbolo de poder), una flor de loto (símbolo de creación y vida), una rueda dentada (arma que lo hace invencible) y una caracola (el sonido al soplar por ella simboliza el origen del universo). Es el Dios más popular de la India y se considera que ha completado ya 9 de las 10 reencarnaciones que deben tener lugar, la décima en forma del guerrero Kalki.
  • Shiva: es el dios encargado de la destrucción, pero no en un sentido cruel y despiadado, sino con el fin de permitir que todo pueda ser creado de nuevo. De hecho, el único momento en que Brama puede dormir por un día es cuando Shiva destruye el universo para crearlo de nuevo y empezar así un nuevo ciclo.

Budismo

El budismo es al mismo tiempo doctrina religiosa no teísta y corriente filosófica perteneciente a la familia dhármicana, término procedente del sánscrito dharma, cuyo significado es religión o ley religiosa.

La religión budista fue fundada por Buda Gautama en la India durante el siglo VI a.C. Desde entonces, ha ido evolucionando y dando lugar a la creación de un amplio abanico de escuelas y prácticas.

En los inicios del budismo, la vida y doctrina de Gautama se transmitían de manera oral hasta que se compilaron por primera vez en el Canon Pali o Tipitaka, primera compilación escrita del budismo, aunque no se desarrolló una compilación biográfica completa hasta varios siglos después, concretamente en el siglo I d.C. a manos del maestro hindú Aśvaghoṣa.

Los relatos de la vida de Buda Gautama no son solamente un conjunto de datos biográficos, sino una guía para la vida de sus seguidores.

El budismo engloba una serie de fundamentos que constituyen la base de las enseñanzas budistas. A pesar de que existe una amplia gama de escuelas y manifestaciones, los budistas comparten una serie de principios filosóficos y conceptos comunes:

  • Las Cuatro Nobles Verdades: 1) la vida incluye duḥkha, es decir, sufrimiento, insatisfacción o descontento; 2) el origen del duḥkha es el tṛṣṇā o anhelo; 3) el sufrimiento o duḥkha puede extinguirse si se conoce su causa; 4) una vez hallada la causa, el método para su extinción es el Noble Camino óctuple, que comprende sabiduría, cultivo de mente y corazón, y conducta ética.
  • Las Tres Características de la Existencia (Tri-Laksana): este principio explica la naturaleza de los fenómenos del mundo percibido, que se compone de tres características universales: anitya o impermanencia, anātman o inexistencia de un ego permanente y duḥkha o sufrimiento.
  • Karma: su significado en sánscrito es causalidad o ley de causa y efecto. El karma sería toda acción intencionada, ya que de ella se derivan uno o varios efectos que aparecen cuando las circunstancias son proclives. El “buen” o “mal” karma se distinguen de acuerdo al origen de las acciones.
  • Surgimiento condicionado (pratītya-samutpāda): se trata de una formulación muy elaborada que hace referencia al proceso de existir y a cómo los individuos están atrapados en un ciclo de sufrimiento y, por tanto, en la ignorancia. Este ciclo abarca varios eslabones desde la avidyā o ignorancia hasta la jarā-maraņa o muerte, e implica el hecho de que el “ser” es un ámbito que se crea y se destruye instante tras instante.
  • Renacimiento: cabe destacar que el principio de renacimiento no equivale al concepto de reencarnación presente en el hinduismo. Para el budismo, el renacimiento no se ve como algo deseable ni equivale a un destino del ser. El camino hacia el renacimiento supone que el ser se vaya liberando del karma o cadena de causas y efectos con el tiempo.
  • Samsara: aunque es un concepto existente en el hinduismo y otras tradiciones filosóficas, para los budistas se corresponde con el sufrimiento propio del mundo material. El ser humano deberá aprender a liberarse del samsara para alcanzar el nirvana, pero esto depende de las prácticas espirituales y el karma acumulado en vidas anteriores.
  • Nirvana: el nirvana o nirvāņa es el despertar, la iluminación del ser. Cuando el individuo alcanza este estado, significa que ha conseguido liberarse espiritualmente del duḥkha o sufrimiento y del ciclo de renacimientos. En definitiva, es un estado de felicidad supremo.

El budismo es la religión predominante en China, Mongolia y Japón, aunque históricamente se consideraba la religión mayoritaria en toda Asia. El gran número de países y regiones por los que el budismo ha pasado a lo largo de su recorrido histórico ha hecho de él una religión donde hay cabida para un sinfín de enfoques.

Es una de las religiones más grandes del mundo después del cristianismo, el islamismo y el hinduismo, y a su vez por encima de la religión tradicional china. Aproximadamente el 6% de la población mundial actual es budista.

Religión tradicional china y taoísmo

La religión tradicional china es más bien una tradición religiosa en la que las autoridades públicas y los ciudadanos de a pie comparten una serie de prácticas y creencias religiosas. Éstas van desde la veneración de las fuerzas de la naturaleza y los ancestros hasta el exorcismo de las fuerzas dañinas o nocivas.

A continuación mencionamos los conceptos principales de la religión tradicional china y el taoísmo:

  • Tian: esta palabra significa día o cielo en chino y constituye el principio absoluto de la realidad universal. El Tian es una realidad transcendental e inmanente.
  • Yin y yang: se trata de dos conceptos propios del taoísmo que hacen referencia a la dualidad de todas las cosas presentes en el universo, esto es, dos fuerzas opuestas y complementarias. Según este principio, cada pensamiento, ser u objeto posee un complemento del que depende para existir, el cual, a su vez, existe dentro de él mismo.
  • Hun y po: son los nombres que la filosofía china ha concedido a dos tipos de almas distintos, formando de esta manera un dualismo según el cual todo ser humano tiene una parte espiritual y etérea (hun), al mismo tiempo que un alma corpórea que permanece en el cuerpo de los difuntos (po).
  • Bao ying y ming yun: el primer concepto se puede traducir como reciprocidad y, de acuerdo con él, todas las manifestaciones del ser tienen un tiempo de vida limitado y un destino prefijado. Por su parte, el ming yun se refiere a que nada de lo que podemos ver es casualidad, sino que todo forma parte del ritmo de nuestro destino, el cual estaba ya establecido previamente a la aparición de un determinado suceso.
  • Ling y xian ling: la idea del ling hace referencia, por un lado, a lo sagrado y, por otro, al poder sobrenatural. El término Shen se utiliza como sinónimo en el sentido de espiritual. El xian ling se refiere a la manifestación de un dios en un lugar concreto o en un templo.

Aunque con algunas variaciones, un 30% de la población china es seguidora de la religión tradicional china. En Taiwán, sin embargo, ha sido incorporada al conjunto de creencias propio del taoísmo, el cual constituye la religión de un 33% de la población. También está presente en un 3% de la población malaya.

Por su parte, el taoísmo constituye más bien una filosofía de vida que se basa fundamentalmente en el Tao Te King atribuido al filósofo chino Lao Tsé. La principal enseñanza del taoísmo hace referencia al concepto del Tao, que es una unidad absoluta y al mismo tiempo mutable que rige el principio cosmológico y ontológico de todas las cosas.

Hemos incluido el taoísmo en el mismo apartado que la religión tradicional china porque lo cierto es que ésta última ha heredado los principios básicos y la doctrina espiritual del taoísmo, así como del budismo y el confucionismo, lo que hace que compartan varios santos.

Este artículo ha sido compartido 20 veces. Hemos dedicado muchas horas para recopilar esta información. Si te ha gustado, compártelo, por favor:

Finalmente, hemos seleccionado el artículo anterior y siguiente del bloque "Religiones del mundo" para que puedas seguir la lectura: