El Chapati es un pan indio plano (similar al pan pita) que es típico de países del sur de Asia como Pakistán, Afganistán y La India. El Chapati suele ser utilizado como un reemplazo de los cubiertos ya que permite coger los alimentos, además, es utilizado como acompañamiento de las sopas.

Para preparar Chapatis necesitamos harina integral (una media de 250 gramos para preparar Chapatis para 6 a 8 personas); una cucharada de ghee (un aceite vegetal que se obtiene de la manteca de vaca), una taza grande de agua fría y un poco de sal.

La preparación de Chapatis es sencilla solo debemos comenzar mezclando la harina, con el aceite y la sal. Posteriormente se amasa hasta obtener una masa homogénea y suave que no se pegue a los dedos. Una vez obtenido la masa, se deja reposar por treinta minutos.

Pasados los treinta minutos debemos dividir la masa en bolas del tamaño de un huevo y proceder a estirarlas (se debe mantener espolvoreado el rodillo con harina para que la masa no se adhiera y podamos estirarla hasta un tamaño de unos 12 centímetros de diámetro). Después se fríen en aceite debiendo voltearlas cuando comienzan a formarse burbujas en la masa.

Los Chapatis se comen calientes por lo que se recomiendan freírlas en último momento, además, es importante anotar que de forma tradicional suelen ser untados con ghi (mantequilla).