Uno de los platos más comunes dentro de la gastronomía griega es la gemistá o yemista, que consiste en verduras, normalmente pimientos y tomates, aunque también pueden ser berenjenas o calabacines, rellenas de arroz y especias variadas y que se cocinan al horno. El término gemistá en griego significa relleno, el cual va muy acorde con este plato. En su origen, los griegos preferían tomar este plato en verano, porque es la época en que más fresca se encuentra la verdura. Dado que sus ingredientes principales son las verduras y el arroz, es un plato bajo en grasas y de pocas calorías. Un plato de gemistá contiene 150 calorías aproximadamente, dependiendo siempre de los condimentos que añadamos, unos 3,5 gr de grasas, 30 gr de carbohidratos y unas 3,3 proteínas.

Ingredientes

  • 4 pimientos de tamaño mediano
  • 2 tomates
  • 400 gr de carne picada, que puede ser de ternera o de cerdo
  • Media cebolla, medio pimiento y medio litro de caldo de pollo
  • 200 gr de arroz
  • 2 dientes de ajo
  • Media taza de vino blanco
  • Hierbas provenzales
  • Un poco de pimienta, sal y canela

Preparación paso a paso

  1. Colocamos la carne en un bol y le agregamos pimienta, sal, ajo, canela y especias.
  2. Cortamos la parte superior del tomate, retiramos la pulpa y las semillas. Hacemos lo mismo con los pimientos. Los lavamos y los dejamos escurrir boca abajo.
  3. En una sartén grande, preparamos el relleno con la cebolla, el ajo, los pimientos, el calabacín, las zanahorias y otras verduras que sean de nuestra preferencia. Agregamos sal y dejamos freír.
  4. Se agrega la carne, el arroz, el caldo de pollo y el vino blanco para reducir.
  5. Una vez haya poco jugo, la mezcla estará lista para ser utilizada como relleno.
  6. Colocamos los pimientos y los tomates en una fuente después de rellenarlos y los metemos en el horno, previamente precalentado a 200ºC.
  7. Se dejan en el horno durante 20 minutos y, una vez pasado este tiempo, nuestro plato de gemistá estará listo para servir.

Variantes

Algunas variantes de la gemistá cambian los pimientos y los tomates por calabacines y berenjenas, o combinan todas estas verduras. Normalmente, se acompaña con una guarnición de patatas fritas y se condimenta con ajo molido, azúcar, sal, pimienta negra y perejil finamente picado. En algunas ciudades de Grecia, complementan el relleno con queso, tocino, jamón, carnes rojas picadas, champiñones, piñones, pasas y avellanas, entre otros. Esta comida puede servirse caliente o fría y se puede acompañar también de rodajas de limón.

Finalmente, hemos seleccionado el artículo anterior y siguiente del bloque "Gastronomía" para que puedas seguir la lectura: