La gastronomía de Japón ha recibido una gran influencia de otras culturas, sobre todo de la cultura China, siendo una gastronomía que sobresale por sus texturas y colores. Dentro de la comida japonesa encontramos una serie de platillos de elementos fritos, donde sobresalen el Korokke (similar a la croqueta española), Kushiage (brochetas), Tonkatsu (chuleta de cerdo empanadizada ) y, el Tempura.

El Tempura (Tenpura) es una fritura basada principalmente en mariscos y verduras, aunque, también, se pueden utilizar otras carnes blancas. Las carnes y componentes que conforman el Tempura, deben ser del tamaño exacto para un bocado y ser fritos por una media de tres minutos a una temperatura de 180°C.

En la preparación del Tempura se puede utilizar cualquier tipo de vegetal, sobresaliendo el uso de la cebolla, berenjena, pimiento morrón, zanahorias, espárragos, brócoli, judías verdes, y remolachas. Si las verduras elegidas cuentan con cáscara, se les debe retirar cualquier tipo de cáscara o corteza. Los vegetales que acompañan el Tempura pueden ser marinados en una mezcla de harina, yema de huevo y agua, o, ser fritas directamente.

El Tempura cuenta con una variante donde se le envuelve como una empanada y que recibe el nombre de Kakiage. Además, puede ser frito en aceite de sésamo y ser acompañado con salsa tentsuyu (salsa que se crea a base de salsa de soja, caldo de mariscos, sake, ralladura de jengibre y rábanos, y algunas especies a elección) u otra salsa agridulce.