La gastronomía japonesa es una de las más atractivas por su mezcla de sabores, texturas y colores. Y, a pesar de no necesitar de muchos ingredientes para ser exquisita, es considerada como una de las gastronomías más elaboradas ya que la preparación de algunos platos típicos de comida japonesa requiere de manos “de artista”.

Dentro de los platillos que sobresalen en la comida japonesa, encontramos al Sashimi. El Sashimi es una preparación que se lleva a cabo con diferentes maricos o pescados crudos, los cuales son cortados o fileteados siguiendo diferentes técnicas y movimientos específicos. Los grandes maestros de la cocina japonesa demuestran una habilidad innata para presentar este plato.

Un aspecto muy importante a tener en cuenta es que el Sashimi no es lo mismo que el Sushi (confusión que suele originarse cuando se tiene un primer contacto con la comida japonesa). Esta confusión dentro de la comida japonesa suele darse porque ambas preparaciones tienen un ingrediente en común: el pescado crudo. Pero, el Sashimi y el Sushi se diferencian en que el Sashimi no lleva arroz.

Este platillo japonés suele ser acompañado por diferentes tipos de salsas picantes. Entre las más reconocidas se encuentran: Wasabi (condimento japonés que se mezcla también con salsa de soja), Ponzu (elaborada con vinagre de arroz y mirim) y la salsa de soja. De todas maneras, no es requisito obligatorio mojar el pescado en las salsas antes de comerlo.

Para la preparación de este platillo los especialistas de la gastronomía japonesa tienen que regirse por diferentes preceptos. El Sashimi se destaca por mantener equilibrio entre los ingredientes que lo conforman, y a su vez dicho equilibrio se verá modificado dependiendo de la cantidad de personas que estén comiendo en la mesa. Mientras más gente esté esperando para comer más variados serán los pescados utilizados.

Además, hay que tener en cuenta que a cada tipo de pescado o a cada parte específica del cuerpo de este se le aplica un corte diferente. Al salmón y el atún, por ejemplo, se les aplica un corte transversal conocido como Hira-Zukuri, mientras que a la lubina se le realiza un corte extremadamente fino llamado Usu-Zukuri.

Si vamos a un restaurante de comida japonesa o somos invitados a un hogar japonés, seguramente degustaremos Sashimi como primer plato, ya que se piensa que de esta forma degustaremos los sabores sin que nuestro paladar haya degustado antes sabores más fuertes.