La gastronomía árabe es una de las más atractivas dentro del mundo culinario por su mezcla de sabores, texturas y, sobre todo, por su combinación única de la gastronomía mediterránea y la comida india. Dentro de la comida árabe, encontramos el Mutabbal, delicioso platillo característico de la cocina libanesa (aunque en estas tierras recibe el nombre de baba ghanoush) y que está basado en el uso de berenjenas.

La berenjena es una verdura que suele estar presente dentro de la gastronomía árabe, siendo la protagonista del Mutabbal o crema de berenjenas. El Mutabbal es el resultado de crear un puré de berenjenas y sazonarlo con pimienta, tahini, sal, aceite de oliva y semillas de anar; y, suele ser servido en plan shami (pan plano o pan pita).

Si deseamos preparar Mutabbal para cuatro personas, necesitaremos los siguientes ingredientes: una berenjena (grande), tahini (dos cucharadas), ajo (un diente), comino en polvo (una cucharada), zumo de medio limón, aceite de oliva (extra virgen), perejil (cortado para decorar), y sal.

La preparación del Mutabbal es sencilla. Primero se corta la berenjena por la mitad y se le realizan cortes profundos formando rombos en su pulpa. Después, se coloca la berenjena al horno (previamente calentado a 180°C unos 30 a 40 minutos) en una bandeja donde previamente hemos echado un poco de aceite. Cuando la berenjena esté asada debemos dejarla enfriar mientras mezclamos los demás ingredientes creando una masa uniforme.

Una vez fría la berenjena, le sacamos la pulpa y la agregamos a la mezcla. Juntamos todo creando un puré, ya sea manual o con batidora, hasta que todo tenga la misma textura. Finalmente, se coloca el puré en una vasija donde podemos decorar con ramas de perejil, aceitunas, y, acompañamos con pan plano o pan pita.