La gastronomía árabe es un conjunto de las diversas culturas que habitan en el territorio árabe. La gastronomía mediterránea, las especies de la India, lo exótico de los platillos libaneses, y las demás componentes que conforman la gastronomía de los Estados Árabes del Golfo, hacen que la gastronomía sea una pieza fundamental de la cultura árabe.

Dentro de los platillos que sobresalen dentro de la gastronomía árabe, encontramos el Falafel. El origen del Falafel data de las épocas bíblicas y en la actualidad es una comida típica de Oriente Medio, la India y Pakistán.

Para la realización del Falatel necesitamos algunos ingredientes básicos como garbanzos crudos –también pueden usarse habas–, ajos, cebollas, cilantro, perejil, y especies como comino, pimienta y sal. El Falatel es servido en pan pita y se acompaña tradicionalmente con una salsa que se crea a base del yogur o de tahina (crema que se hace de semillas de sésamo o ajonjolí).

La preparación del Falatel se diferencia de otras recetas porque el garbanzo o las habas, no se cocinan sino que se remojan en agua hasta que se ablandan, después se les retira la corteza y se les tritura.

Debido a la emigración de israelís, turcos, libaneses y kurdos; actualmente el Falatel, sobre todo de garbanzo, ha sido popularizado en algunos países de Europa, Norteamérica –en ciudades multiculturales como Nueva York–, y en algunos destinos de Latinoamérica como Buenos Aires.