Home

Preparando el viaje en avión: consejos y resolución de problemas

Viajar en avión puede suele convertirse en un proceso estresante y agotador para la mayoría de viajeros, dado que hay una serie de pasos fundamentales que no pueden olvidarse si queremos que todo salga bien antes, durante y después de nuestro viaje en avión. Si es la primera vez que vuelas, estos problemas o temores se multiplican por dos. Por otro lado, las mujeres embarazadas, las personas con problemas cardíacos o aquellas familias que viajan con niños también suelen tener muchas dudas con respecto su trayecto. Por todo ello, en lo que sigue tratamos de resolverte todas estas dudas, además de darte una serie de consejos a la hora de elegir asiento, dar con el billete más económico o resolver cuestiones como la pérdida del equipaje o las cancelaciones en los vuelos.

Antes del vuelo

Si vas a viajar en avión, entonces te aconsejamos que planifiques tu viaje con tiempo de antelación a fin de evitar el estrés y las dudas que surgen conforme se acerca la fecha. De este modo, podremos informarnos con tiempo de antelación suficiente sobre los diferentes aspectos a tener en cuenta en el proceso previo. Descansar bien antes del viaje, así como no ingerir grandes cantidades de comida en las tres horas previas al vuelo es también algo indispensable, dado que evitaremos sumar posibles náuseas o fatiga innecesarias durante el vuelo. Además de todo esto, hay una serie de cuestiones relevantes, como la documentación, la elección del asiento o la tarjeta de embarque, sobre las cuales te informamos a continuación.

Documentación necesaria

Para vuelos nacionales dentro de España:

  • Pasajeros nacionales: Documento Nacional de Identidad (DNI) o pasaporte (no necesariamente en vigor), o Carné de conducir expedido en España.
  • Pasajeros de la Unión Europea (UE)/Espacio Schengen (incluyendo Andorra y Liechtenstein): DNI o pasaporte (no necesariamente en vigor), Permiso de Residencia Español o de alguno de los Estados del Espacio Schengen (en vigor), o Carné de conducir expedido en España.
  • Pasajeros de terceros países: Documento Nacional de Identidad (DNI) o pasaporte (en vigor), Permiso de Residencia Español o de alguno de los Estados del Espacio Schengen (en vigor), o Carné de conducir expedido en España.

Para vuelos desde España a UE/Espacio Schengen (incluyendo Andorra y Liechtenstein):

  • Pasajeros nacionales: DNI o pasaporte en vigor. Si eres ciudadano español y tu destino es Austria, Alemania, Italia, Francia, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Liechtenstein, Suecia, Malta, Mónaco, Portugal o Suiza, puedes viajar con tu pasaporte si han pasado pasado como máximo cinco años desde que caducó.
  • Pasajeros de la Unión Europea (UE)/Espacio Schengen (incluyendo Andorra y Liechtenstein): DNI o pasaporte (en vigor).
  • Pasajeros de terceros países: Título de viaje o pasaporte (en vigor).

Para vuelos desde España a terceros países:

  • Pasajeros nacionales: Pasaporte (en vigor).
  • Pasajeros de la Unión Europea (UE)/Espacio Schengen (incluyendo Andorra y Liechtenstein): Pasaporte o Título de viaje (en vigor).
  • Pasajeros de terceros países: Pasaporte o Título de viaje (en vigor).

A continuación enumeramos los países europeos que son miembros del Espacio sin fronteras Schengen: Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Estonia, Francia, Finlandia, Grecia, Hungría, Grecia, Hungría, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Noruega, Polonia, Portugal, Eslovaquia, Eslovenia, España, República Checa, Suiza y Suecia. En cambio, los siguientes países europeos no pertenecen al Espacio Schengen: Rumanía, Bulgaria, Chipre, Irlanda y el Reino Unido.

Los ciudadanos de Panamá no necesitan visado para estancias de 90 días o menos dentro del territorio Schengen. Para el resto, esta es la documentación que necesitarás si procedes países de fuera de la UE/Espacio Schengen y quieres viajar a un país miembro:

  • Estancias de corta duración (menos de 90 días): necesitarás un visado Schengen o de corta duración, el cual te habilita para una estancia menos de 90 días en los Estados Schengen. Se suele solicitar para viajes de negocios, de turismo, para visitar a familiares, etc. El visado Schengen expedido por una Embajada o Consulado de cualquiera de los países pertenecientes al Espacio Schengen es válido también si viajas al resto de países miembros durante los 90 días permitidos. Haciendo clic en este enlace podrás consultar un listado con los países no miembros que necesitan visado de corta duración.
  • Visado de residencia: si eres ciudadano extranjero (incluyendo Panamá) y deseas trasladar tu lugar de residencia a España o algún otro país miembro del territorio Schengen, tendrás que solicitar un visado de residencia.
  • Visado de estudios: si eres ciudadano extranjero y vas a estudiar, hacer prácticas o desempeñar actividades voluntariado en España o algún otro país miembro del territorio Schengen durante un período superior a 90 días, tendrás que solicitar un visado de estudios (excepto los ciudadanos panameños).

Elegir el mejor asiento

La mayoría de pasajeros se muestran confusos a la hora de elegir asiento en el avión, principalmente porque desconocen las características de la aeronave en la que van a viajar. En el caso de las aerolíneas low cost, es la propia compañía aérea la que te asigna automáticamente el asiento durante la compra online del billete, de modo que el pasajero se debe conformar con lo que le toca a no ser que decida abonar una tasa para elegir asiento. En caso de que no se nos asigne ningún asiento durante la reserva y tengamos que sentarnos conforme vamos entrando en el avión, te recomendamos que llegues con antelación, porque así cuanto antes embarques, más asientos habrá disponibles entre los que poder elegir.

En cualquier caso, si se nos da la oportunidad de elegir asiento, tendremos que tener una serie de aspectos para dar con la mejor opción, tales como la seguridad, el espacio que haya entre el asiento contiguo y el nuestro, etc. Muchos pasajeros dan preferencia a los asientos que se encuentran junto a la ventana porque prefieren mirar a través de ella y otros se decantan por los asientos situados en la salida de emergencia, ya que éstos suelen ser más amplios, aunque todo depende de la aeronave en la que viajemos, dado que varía según la aerolínea.

Billetes low cost

A la hora de encontrar billetes low cost, es fundamental que empieces tu búsqueda con tiempo, con unas dos o tres semanas de antelación sería lo ideal. También te aconsejamos que prescindas de agencias de viajes si lo que quieres es abaratar el coste de tu viaje: lo mejor es que busques por tu cuenta vía Internet, dado que es la mejor manera para encontrar ofertas chollo.

Del mismo modo, evita viajar en fin de semana y festivos, dado que los vuelos suelen ser bastante más caros en estas fechas porque existe una mayor demanda. Así que, si puedes, lo mejor es viajar entre semana, así como evitar vuelos cuyo destino sean aeropuertos principales. Los vuelos más económicos aterrizan en aeropuertos secundarios, aunque, en este caso, también deberías valorar si vas a tener que añadir el coste adicional de otro medio de transporte para ir del aeropuerto hasta tu destino final.

Facturación y tarjeta de embarque

La tarjeta de embarque es el documento necesario para embarcar en el avión, sin el cual no se nos permitirá volar. Ésta deberá ir acompañada del DNI o el pasaporte, dependiendo de nuestro destino, tal y como hemos explicado en el apartado anterior (Documentación necesaria). En la actualidad, la gran mayoría de compañías aéreas, tanto las convencionales como las de vuelos chárter, disponen de la opción de Facturar en línea en su página web.

La facturación en línea permite al pasajero imprimir su tarjeta de embarque desde casa, sin necesidad de recogerla en el aeropuerto, donde la mayoría de aerolíneas, sobre todo las low cost, nos cobrarán una tasa adicional. Otra posibilidad que existe en hoy en día es la Tarjeta de embarque móvil, gracias a la cual podemos llevar nuestra tarjeta de embarque en nuestro smartphone sin necesidad de llevarla en papel. Para ello, tendremos que instalarnos una aplicación para móviles especial dependiendo de la compañía con la viajemos.

Cada pasajero tendrá que llevar su tarjeta de embarque. Por tanto, nuestro consejo es que no olvides imprimirla y llevarla al aeropuerto el día de salida de tu vuelo, porque te será necesaria tanto para facturar tu equipaje como para poder embarcar en el avión.

Equipaje facturado

Cada pasajero puede facturar una maleta por trayecto. Las aerolíneas convencionales suelen permitir de forma gratuita contratar una franquicia de equipaje, siempre y cuando la maleta cumpla con una serie de limitaciones de peso. Sin embargo, en las compañías aéreas low cost este servicio no es gratuito, de modo que si queremos facturar una o dos maletas, tendremos que abonar una tasa adicional, además de cumplir los requisitos establecidos en cuanto a peso máximo. En el artículo Características del equipaje facturado en Ryanair podrás consultar la normativa al respecto de la aerolínea Ryanair.

Por estas razones, te aconsejamos que revises bien cuál es el peso permitido en la compañía con la que vas a viajar si no quieres llevarte sorpresas en el aeropuerto ni pagar ninguna tasa extra por cada kilo de más.

Equipaje de mano

Todo pasajero tiene derecho a un bulto de equipaje de mano por trayecto de forma gratuita, aunque éste debe tener unas dimensiones y un peso concretos que varían según la aerolínea y de si esta es convencional o de bajo coste. Además de las dimensiones, hay una serie de artículos que está prohibido transportar en cabina, como son: las armas de fuego, los ácidos y los tóxicos, los objetos afilados y punzantes, los utensilios de trabajo como sierras o taladros, etc. En cuanto al transporte de líquidos en cabina, existe una normativa específica al respecto que es común para todos los vuelos, según la cual los líquidos deberán transportarse en una bolsa de plástico transparente y resellable con una capacidad no superior a 1 litro. Además, los envases de los artículos que llevemos dentro no podrán contener más de 100 ml.

Otros artículos como ordenadores portátiles, teléfonos móviles, cámaras de fotos, tablets, dispositivos de audio, etc. sí que están permitidos en cabina, así como llevar comida. En estos artículos puedes consultar la normativa específica en relación al equipaje de mano con Ryanair y EasyJet, las aerolíneas low cost más populares en Europa: Equipaje de mano en Ryanair y Equipaje de mano en EasyJet.

Niños que viajan solos

En España, está permitido que los niños viajen solos a partir de los 5 años. Para estos casos, las aerolíneas disponen de un servicio de acompañamiento de menores, gracias al cual la empresa se hace cargo del menor desde que llega al mostrador de facturación hasta su llegada al aeropuerto de destino. Se trata de un servicio existente a nivel internacional y que consiste en la entrega de un chaleco al menor en el cual pone la sigla UM, que significa en inglés unaccompanied minor (menor sin acompañante) y está reconocido en todos los aeropuertos del mundo. A lo largo de todo el proceso, alguien del personal de la compañía aérea estará al lado del menor en todo momento.

El trámite se realiza bien durante la reserva online o bien desde la central de reservas de la aerolínea en el aeropuerto y, para su solicitud, es imprescindible presentar el libro de familia, así como el dni , nombre y datos de contacto de la persona que se identifique como tutor legal del menor. También deberán figurar en dicha solicitud los datos de la persona que vaya a hacerse cargo en el aeropuerto de destino.

Durante el vuelo

Un gran número de pasajeros siente miedo o estrés cuando viaja en avión, especialmente si se trata de la primera vez que lo hace. Estos temores pueden originarse principalmente debido al desconocimiento de los niveles de seguridad que existen actualmente en el tráfico aéreo. También los vuelos largos o transoceánicos pueden causar muchos nervios a los pasajeros, puesto que van a pasar muchas horas dentro de la misma aeronave. Para superar todos estos problemas o incomodidades, existen una serie de medidas que puedes tomar para relajarte antes y durante tu vuelo, según la causa que lo origina.

Miedo a volar

El miedo a volar o aerofobia es el temor o fobia a viajar en avión, el cual viene causado por un considerable aumento en los niveles de ansiedad. En muchos casos, es causado porque el pasajero padecía anteriormente de claustrofobia, esto es, miedo a estar en espacios pequeños, o de acrofobia o miedo a las alturas. Se estima que en la actualidad uno de cada tres pasajeros padece de esta fobia, por lo que las diferentes aerolíneas han empezado a impartir cursos gratuitos para que sus clientes pierdan este miedo, el cual representa un problema especialmente para aquellas personas que deben viajar por motivos profesionales, en cuyo caso el transporte aéreo resulta inevitable. En los casos más extremos de aerofobia, el pasajero aéreo puede tener síntomas como mareos, fatiga, vómitos o ataques de pánico. Muchas personas pierden este temor o gran parte del mismo tras informarse a fondo sobre en qué consiste viajar en avión. Al conocer las medidas de seguridad existentes y cómo funciona el proceso, el pasajero se tranquiliza y el miedo desaparece problema.

Turbulencias

Las turbulencias son movimientos de aire que normalmente no se pueden ver, en cuyo caso reciben el nombre de movimientos de aire claro. Pueden deberse a condiciones atmosféricas adversas, a la presión atmosférica, al paso cercano de un motor a reacción, tormentas, etc. Por lo general, las turbulencias que pueden experimentarse en los vuelos cortos o de distancia media son ligeras o moderadas, por lo que si se producen, debes mantener la calma ya que no corres peligro. En caso de que sean de más intensidad y necesites algún tipo de asistencia, los aviones modernos están equipados para dichas situaciones.

Vuelos largos

Un vuelo es considerado de larga duración o transoceánico cuando su duración supera las 10 horas. Tantas horas dentro de un mismo espacio puede afectarnos emocionalmente o incluso causarnos fatiga, por lo que si vamos a efectuar un vuelo de estar características, tendremos que tomar una serie de medidas. Una de las principales sería la de elegir asiento, de modo que seleccionemos uno en el que podamos sentirnos cómodos durante el trayecto e incluso dormir si estamos cansados. Lo más importante es no perder la paciencia durante el trayecto y, por supuesto, no tener prisa por llegar.

Presurización

Cuando el avión alcanza una cierta altura, la presión atmosférica natural es muy baja como para suministrar el oxígeno suficiente a los ocupantes del avión. Por este motivo, es necesario presurizar la aeronave, es decir, el bombeo constante de aire comprimido en cabina, a fin de asegurar la seguridad y la comodidad de los ocupantes durante el trayecto. El habitual dolor de oídos y otras molestias como dolor de dientes o fatiga pueden ser causa de esta presurización.

Embarazo

Por lo general, las mujeres embarazadas pueden viajar en avión sin problemas hasta las 36 semanas de embarazo a no ser que su médico les indique lo contrario o presenten alguna complicación como diabetes, pérdida de sangre, hipertensión, tensión alta, riesgo de desprendimiento de placenta, etc. o hayan tenido algún parto prematuro anteriormente. También en los casos de embarazo gemelar o múltiple es recomendable posponer el viaje siempre que sea posible.

Problemas cardíacos

Durante un vuelo, el pasajero debe permanecer sentado durante un período de tiempo en un ambiente en el que hay menor cantidad de oxígeno> a la que estamos acostumbrados en tierra, de modo que el corazón se ve obligado a bombear más sangre más sangre por todo el organismo. Esto puede derivar en problemas, tales como un aumento de la presión arterial o dificultad para respirar, en personas que sufren o han sufrido problemas relacionados con el corazón. En los casos más extremos, puede incluso llegar a formarse un coágulo sanguíneo en una vena. En cualquier caso, si tienes problemas cardíacos, te recomendamos consultar con tu médico si deberías viajar en avión o no.

Después del vuelo

Tras el trayecto, hay una serie de aspectos que se deben tener en cuenta para dar por finalizado nuestro vuelo con éxito. En primer lugar, si hemos facturado equipaje, tendremos que recogerlo en el aeropuerto de destino. No obstante, se dan casos en los que por diferentes motivos, las compañías aéreas pueden perdernos el equipaje. Si por el contrario, nuestro vuelo no ha llegado a efectuarse y ha sido cancelado, también debemos estar informados sobre los pasos que hay que seguir para que nos reembolsen el dinero de nuestro billete o nos concedan cualquier otra compensación. Te informamos acerca de estos aspectos a continuación.

Jet lag

El jet lag es una sensación que el pasajero aéreo experimenta especialmente tras un vuelo de larga duración y se debe a viajar en pocas horas a un destino que se encuentra a muchos kilómetros. También denominado síndrome de los husos horarios o disritmia circadiana, entre los síntomas del jet lag destacamos: dolor de cabeza, cansancio, sueño, etc. Por lo general, el nivel de intensidad del jet lag que suframos aumentará cuantos más husos horarios pasemos hasta llegar al país de destino.

Pérdida del equipaje

En caso de pérdida, retraso o deterioro del equipaje facturado, la compañía aérea está obligada a hacerse responsable de todas esas molestias. Si es tu caso, no dudes en dirigirte al mostrador de la compañía aérea con la que has viajado y solicitar un Parte de Irregularidad de Equipaje (PIR), para el cual necesitarás, entre otros datos, el número de facturación de tu maleta. Aparte del PIR, también debes rellenar una hoja de reclamaciones para dejar constancia de los daños que te haya podido ocasionar la aerolínea correspondiente.

Reclamación por cancelación de vuelo

Si tu vuelo se cancela, se retrasa más de 5 horas o si te deniegan el embarque porque hay overbooking, tienes derecho al reembolso del importe de tu billete o a que se te ofrezca una ruta alternativa en condiciones equiparables a las de tu vuelo original. En cualquier caso, estos derechos están sujetos al reglamento establecido por cada aerolínea, por lo que lo más recomendable es que consultes la normativa específica de la compañía aérea con la que vayas a viajar. En este artículo, te mostramos los derechos en caso de cancelación que ofrece Ryanair: Cancelaciones de vuelos Ryanair.

3 comentarios

  1. ¿Alguien tiene algún consejo para superar el miedo a volar? Viajaré en avión por primer vez la semana que viene por motivos de trabajo y la verdad es que tengo hasta insomnio. ¡SOS!

  2. Yo una vez crucé el océano Atlántico en avión y sufrimos un montón de turbulencias. Lo pasé realmente mal y llegué a mi destino casi temblando y me fui directa a la cama porque me sentía en estado de shock. Creo que deberían poner medidas más severas para combatir las turbulencias.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Viajejet