La Plaza Mayor de Orense se encuentra en el corazón del casco antiguo de la ciudad que ha sido declarado Conjunto Histórico-Artístico Nacional. En ella confluyen todas las calles desde las que podemos partir a recorrer Ourense.

Esta singular plaza de suelo inclinado es el centro de la actividad de la ciudad desde antaño. Fue construida en el siglo XII, si bien fue totalmente remozada en el XIX. Era el antiguo campo de la feria y en ella tenían lugar los festejos, incluso, corridas de toros.

Tres de sus lados están cerrados con edificios porticados de miradores acristalados, en su mayoría de los siglos XVIII y XIX.
Es la Casa Consistorial quien preside todo el conjunto. Una edificación de fachada clasicista que destaca por los balcones blasonados de la primera planta, que se puede ver en la zona más baja de la plaza.

Una de las esquinas alberga la Iglesia de Santa María “La Madre”, de finales del siglo XI, a la que accederemos por una escalinata del siglo XVII que en el XX fue objeto de una restauración integral. A su lado podremos encontrar el Museo Arqueológico Provincial que funciona en el antiguo Palacio Episcopal.

En las tardes de verano los soportales se convierten en tradicionales terrazas que son el lugar de encuentro social de los orensanos. El primer domingo de cada mes se celebra un mercadillo de productos tradicionales y antiguos.