La Plaza de María Pita se encuentra en el centro de la ciudad de A Coruña. Fue proyectada a mediados del siglo XIX, y originalmente se llamaba Plaza Alesón.

En la actualidad esta Plaza se encuentra dedicada a María Pita, la heroína local que en el año 1589 encabezó la defensa de la ciudad contra los ataques del corsario inglés Francis Drake.

Cuenta la tradición que María Pita arengó a la población al grito de “Quien tenga honra, que me siga”, lo que desmoralizó a la tropa inglesa de 20.000 efectivos. Por ello, en el centro de la Plaza podemos contemplar una importante estatua de 9 metros de altura acabada en bronce, obra del artista Xosé Castiñeiras, en honor a esta valiente mujer.

La Plaza tiene una extensión de más de 10.000 metros cuadrados rodeados de edificios porticados, con significativas balconadas de hierro forjado y las famosas galerías de cristal de la ciudad.

Entre los destacados está el Palacio Municipal de la ciudad, una construcción monumental de estilo ecléctico construida a principios del siglo XX. A uno de sus lados veremos la Iglesia de San Jorge, construcción de estilo barroco de fines del siglo XVII.

La zona alrededor de la Plaza es eminentemente comercial, y los pórticos son el mejor sitio donde reponer fuerzas con unas tapas y el tradicional vino blanco de la región. En el espacio subterráneo de la Plaza funciona un parking que facilita el acceso en coche hasta el lugar.