La Playa del Postiguet es la más clásica y emblemática de Alicante. Su ubicación tan céntrica la convierte en paseo obligado de los alicantinos. Junto al Puerto y la Explanada de España, al pie del Castillo de Santa Bárbara, esta playa de finas arenas claras y aguas tranquilas es punto de encuentro, tanto en verano como en invierno.

Ha conseguido la Bandera Azul de calidad, por la higiene y los servicios que ofrece. Su paseo de palmeras tiene una Oficina de Turismo y se encuentra poblado de bares, restaurantes y chiringuitos. Muy cerca de allí podremos encontrar aparcamientos públicos y privados, pero si preferimos el transporte público, hay varias líneas de autobuses urbanos y el TRAM que nos llevan hasta ella.

En la temporada de verano se habilita una zona de recreación especial para discapacitados psíquicos y todo está perfectamente adaptado para la atención de personas con problemas de movilidad.

Hay áreas para la práctica de deportes y servicios de la Cruz Roja de socorristas. No faltan los servicios sanitarios, lavapiés, duchas y el alquiler de tumbonas y sombrillas.

En las noches de verano la zona se anima con la marcha en los pubs y bares y nunca faltan los festivales y conciertos o cualquier otra actividad organizada.