La playa de Ondarreta es una playa urbana de San Sebastián. Está situada en la parte más occidental de la Bahía de La Concha. Tiene una longitud de 600 metros, lo que la hace la más pequeña de la playas de esta bahía. Sin embargo, debido a su localización y por estar menos expuesta a la variación de las mareas, tiene una anchura mayor que la playa de La Concha.

Antes de la reforma de la playa La Zurriola, era frecuentada para la práctica del surf. En la actualidad es una de las más elegantes de Gipuzkoa. Muestra de ello es que renovó en 2007 el EMAS, el máximo certificado de calidad de la Unión Europea.

Ondarreta está unida a las playas de La Concha y la Zurriola a través de un paseo marítimo de 7 kilómetros que termina cerca de Ondarreta, en el El Peine del Viento —espacio donde se encuentras las esculturas de acero de Eduardo Chillida. Junto al paseo hay unos jardines en los que se encuentra una escultura de comienzos del siglo XX de la reina María Cristina. Los edificios cuyas fachadas dan al paseo tienen poca altura.

La playa dispone de una variada oferta deportiva. Durante los meses de verano, se organizan cursos de natación y voleibol. Posee amplias y modernas instalaciones, equipadas con vestuarios, duchas, servicios y guardarropa. Cerca de la playa hay una piscina y un Club Náutico para niños. Asimismo, es posible practicar actividades acuáticas como el windsurf, bodyboard, entre otros.

Varios autobuses de la compañía Donostiabus tienen parada cerca de la playa; como por ejemplo, las líneas 5, 16, 24, 25, 27 y 33. Existe una zona de aparcamiento en el paseo de Ondarreta. Además, es posible encontrar plazas de aparcamiento en los alrededores de la playa.