La playa de La Concha es una de las playas urbanas más famosas de todo el país. Debido a su buena gestión ambiental, la playa de La Concha renovó en 2007 el EMAS (Eco-Management and Audit Scheme), el máximo certificado de calidad de la Unión Europea. Es además desde 2007, uno de los “12 Tesoros de España”.

La línea de playa de la bahía tiene una longitud aproximada de 2.000 metros, de los cuales 1.400 corresponden a la playa de La Concha. Cuenta con una anchura media de 40 metros y una superficie de 54.000 m². Es una playa de arena y con poca profundidad, en la que el recorrido de las mareas a menudo limita la superficie útil para el uso.

La bahía en la que se encuentra tiene forma de concha por tener a la isla de Santa Clara en el centro, y estar flanqueada por los montes Urgull e Igeldo. Debido a esta su peculiar configuración, las aguas de la bahía suelen ser mansas, si bien los cambios de marea son frecuentes y afectan en gran medida a la anchura de las playas, que pueden llegar a desaparecer por unas horas.

En la playa se puede practicar numerosas actividades deportivas, como el surf, windsurf, piragüismo, bodyboard, voleibol o fútbol playa. Además cuenta con servicios hoteleros, de socorristas (de 10:00 a 20:00), aparcamiento subterráneo, área de sombrillas y toldos, lavabos públicos, vestuarios y duchas. En la temporada de verano, se coloca una estructura en el mar con toboganes y trampolines que permite disfrutar aún más de los baño en el mar.

La playa de La Concha está situada en el centro de la capital guipuzcoana, en plena bahía de La Concha y muy cerca de la parte vieja. Para llegar puedes tomar las líneas 5,16 y 25 de los autobuses urbanos.