Tal y como su propio nombre indica, la carne empleada para preparar este plato es la ternera. No obstante, existen variantes en las que se usa conejo, cordero, pollo o incluso pescados como el salmón, el rape o la dorada. El color blanquecino de la salsa se debe a que se elabora a partir del agua con la que se ha hervido previamente la carne con el resto de verduras. Tienes más información en: “Platos y postres típicos de la gastronomía francesa“.

Tienes más información en: "Platos y postres típicos de la gastronomía francesa".