La cocina australiana está formada por comidas exóticas y llamativas. Aquí te contamos cuáles son las más típicas, entre las que destacan los platos consumidos por los aborígenes y las carnes peculiares, como la del canguro.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Pastel de carne

Es el plato nacional, una receta que no puede faltar en ninguna casa australiana. Coloquialmente también es conocido como “dog’s eye” que, traducido al español, significa “ojo de perro”.

Se elabora en dos partes: por un lado, la base y, por otro, el relleno. La base se cocina con harina, manteca y sal. Estos ingredientes se mezclan y se forma una masa.

En cuanto al relleno, generalmente está formado por carne picada, caldo de carne, harina, nuez moscada, salsa de soja y sal. Se cocina en agua a fuego lento y, una vez que la carne esté cocida, se añade la harina.

Este delicioso plato se suele acompañar con la denominada salsa gravy. Para hacerla casera, se necesita vino tinto, demi glace (una salsa marrón de origen francés), maicena y margarina.

Pavlova

Este postre es típico tanto en Australia como en Nueva Zelanda y ambos países se pelean por su origen. Su nombre fue elegido en honor a Anna Pávlova, una famosa bailarina de ballet rusa del siglo XX.

Para elaborar esta tarta tradicional, se baten claras de huevo y se les añade azúcar, vinagre blanco y esencia de vainilla. Se coloca todo en un molde de repostería y se hornea a unos 140 ºC durante una hora.

Una vez horneado, se deja enfriar y se saca del molde. Después se decora con nata montada y frutas, aunque cada cocinero le da su toque personal. El resultado es un postre crujiente por fuera y cremoso por dentro.

Canguro

Aunque para el resto del mundo suene extraño, en Australia es normal comerse un filete de canguro. Éste se puede hacer asado, a la parrilla o al horno, y se suele degustar poco hecho.

Esta carne de aspecto rojizo tiene tan sólo un 2% de grasa y es alta en proteínas. Además, tiene beneficios para la salud, ya que es anticancerígena, antidiabética y reduce la obesidad.

En cuanto al sabor, es más fuerte que otro tipo de carnes como el cerdo o el pollo, pero está tierna. Tal es su éxito, que desde hace algunos años ya se exporta al resto del mundo.

Cocodrilo

Otra carne que se puede considerar exótica, pero que en este país es aprovechada, es la del cocodrilo. Su consumo no está tan extendido como el del canguro, pero se puede encontrar en diferentes restaurantes.

Los cocodrilos que se suelen utilizar para cocinar son los de la especie de agua salada, los cuales se localizan en el norte del país. Es una carne considerada exquisita, además de baja en grasa.

Su sabor es difícil de comparar con el de otro tipo de carnes, aunque podría decirse que es una mezcla entre pollo y pescado. Es de textura seca y se puede cocinar de diferentes maneras, como por ejemplo en salsa.

Chiko Roll

Este aperitivo fue inventado por Frank McEnroe, un destacado empresario australiano, en 1951. Para elaborarlo se inspiró en el rollito de primavera de la gastronomía china.

Está diseñado para que se pueda comer por la calle y sin la necesidad de utilizar cubiertos. Son vendidos por la marca “Chiko”, aunque algunas personas prefieren elaborarlos por ellas mismas.

Sus ingredientes son los siguientes:

  • Col
  • Zanahoria
  • Ternera
  • Cebada
  • Trigo
  • Apio
  • Cebolla

Todos estos alimentos son enrollados en una masa, lo que lo convierte en un plato de fácil manejo. En Australia se consumen alrededor de 17 millones cada año.

Mermelada de grosella

Forma parte de la gastronomía bush tucker o aborigen. Las tribus de Australia se caracterizan por preparar platos sin desechar nada de lo que la naturaleza les ofrece.

Cada vez está más de moda en el país este método culinario, por ello hay cocineros de origen aborigen que están empezando a abrir sus propios restaurantes.

En el caso de esta mermelada, se elabora con unos frutos silvestres que se localizan en el norte de Queensland, uno de los Estados de Australia, a los cuales se les conoce como grosellas.

La ventaja de este dulce es que se puede conservar en un frasco sellado hasta un año. Además, es ideal para un desayuno o tentempié, pues se puede acompañar de tostadas.

Cerveza de jengibre

En este territorio también encontramos algunas bebidas típicas. Una de ellas es la cerveza de jengibre, muy distinta a las cervezas a las que otros territorios como Europa están acostumbrados.

Esta bebida se elabora a base de jengibre, una planta utilizada en todo el mundo. Su sabor es dulce y, por lo general, no lleva alcohol, pero se fermenta para que tenga gas.

Aunque hay diversas marcas de cerveza de jengibre o ginger beer, una de las más conocidas es Bundaberg, una fábrica australiana que produce esta bebida desde 1960.

Pudin de ciruela

Este postre es una de las tradiciones navideñas que nunca faltan en el país. Lo disfrutan tanto en casa como en la playa, ya que en Australia es verano cuando llega la Navidad.

Su receta es fácil de preparar, y los ingredientes básicos son azúcar, harina, huevos, canela y ciruelas deshidratadas. Mientras lo cocinan, en ocasiones añaden una pepita de oro, la cual traerá suerte al que la encuentre.

El tiempo para cocinarlo es de alrededor de dos horas entre elaboración y horneado. Hay que esperarse a que esté totalmente frío para poder desmoldarlo. Se puede decorar con nata y ciruelas.

Vegemite

Se trata de una marca popular de pasta de untar. Su historia empezó en 1922 y desde entonces es muy consumida en el desayunos o almuerzo, sobre todo untada en tostadas.

Se elabora con un extracto de la levadura que sobra de la industria cervecera. Es de color marron oscuro y textura lisa. Su sabor salado resulta extraño para la gente que no está acostumbrada.

En la actualidad la empresa que produce este producto es Mondelez International, una multinacional de Estados Unidos. Fuera de Australia podemos encontrarla en Nueva Zelanda, Norteamérica y Reino Unido.

Hamburguesa con remolacha

La hamburguesa es un producto consumido en todo el mundo. No obstante, los ciudadanos de este país le introdujeron la remolacha como ingrediente para crear una hamburguesa aussie (australiana).

Además de remolacha, este plato fácil de elaborar lleva carne de ternera, queso y pan, aunque cada persona decide añadirle otros productos a su gusto: lechuga, mostaza, tomate, etc.

La idea de elaborar la hamburguesa de esta forma surgió en los años cincuenta. Aunque en un principio tan sólo se cocinaba en restaurantes locales, en la actualidad puede encontrarse incluso en los McDonald’s del país.

Barramundi

Es un pez originario de Australia, donde es típica su consumición. Su nombre proviene de la lengua aborigen de Queensland, un Estado australiano, y significa “pez de río de escamas grandes”. Puede medir hasta dos metros y llegar a pesar sesenta kilos.

Este pez es insólito, ya que a lo largo de su vida se mueve entre el agua dulce y el agua salada. Se puede pescar tanto en el este de Australia como en Nueva Guinea.

El barramundi se puede elaborar de diferentes formas: frito, horneado, a la plancha o a la barbacoa. Por ello, es muy común encontrarlo en la carta de los restaurantes.

La carne de este pescado es blanca y escamosa y su sabor es suave. Es bajo en grasa y rico en omega 3, por lo que es ideal para perder peso. Asimismo, es anticancerígeno y beneficioso para el corazón.

Fairy Bread

Fairy Bread, o en español, “pan de hadas”, es un dulce tradicional y casero. Su elaboración en Australia es conocida desde los años veinte. No obstante, se desconoce su origen.

Es un plato típico en los cumpleaños de los niños. Su preparación es sencilla, por lo que hasta los más jóvenes pueden elaborarlo, incluso sin la ayuda de un adulto.

Su ingrediente principal es el pan de molde, el cual, una vez cortado en triángulos, se unta de mantequilla y se llena de anises de colores o confeti comestible.

Este artículo ha sido compartido 167 veces. Hemos dedicado muchas horas para recopilar esta información. Si te ha gustado, compártelo, por favor: