Estos alojamientos se caracterizan por estar ubicados en zonas residenciales, con grandes jardines y habitaciones limpias y amplias. Además del servicio personalizado del propietario, es el caso de Dominik, situado cerca del Estadio Nacional, así como de la Estación Central de Trenes. Los precios incluyen desayunos y ofrecen habitaciones cómodas, baratas y bien aseadas. Por suerte admiten mascotas sin pagar nada extra.