El Paseo Marítimo de A Coruña, con sus 10 kilómetros de extensión que siguen incrementándose, es el más largo de Europa. Desde el año 1996 se recuperó la mirada hacia el océano, recorriendo todo el perímetro de la ciudad desde el puerto hasta el Monte de San Pedro.

Con una amplia avenida, sendas para el Tranvía Histórico, aceras y un carril-bici que discurren por los lugares más emblemáticos de la ciudad. Decenas de farolas de fundición de estilo modernista, con esmaltes de temas característicos nos hablan de las zonas donde se ubican y sirven como soporte de las catenarías del tranvía de la ciudad.

En su recorrido, el Paseo Marítimo nos guía por los bellos grupos escultóricos que enriquecen la ciudad, los amplios arenales de las playas de Riazor y del Orzán, y por los sitios históricos más representativos. Así encontramos el Castillo de San Antón, la Torre de Hércules, la Domus o el Aquarium Finisterrae.

Playas, acantilados, campos y edificios singulares como las típicas fachadas acristaladas, se suceden dando a la ciudad un lugar de encuentro y de ocio en la zona noble de la ciudad vieja.

Una excelente manera de dar una mirada distinta sobre la ciudad de A Coruña. Tú eliges la forma de desplazarte.