El parque y jardín botánico de Donaupark en Viena que fue construido entre los años 1963 y 1964 en una isla entre el Danubio y el Viejo Danubio. El parque destaca por albergar la Torre del Danubio, el edificio más alto de Austria.

El parque tiene en total unos 800 mil metros cuadrados. Está rodeado de jardines, prados, restaurantes con terrazas y paseos peatonales con carriles de bicicletas. En verano atrae a nadadores, remeros y tablistas; mientras que en invierno es el lugar predilecto de los patinadores sobre hielo. A fines de junio, es escenario del “Donauinselfest” uno de los conciertos al aire libre más grandes del mundo.

La Torre del Danubio mide 252 metros y desde su plataforma se contemplan toda la ciudad y sus bosques. Fue construida para el Show Internacional de Horticultura de Viena, y desde ese momento ha definido el cielo de la ciudad.

Dentro de la Torre hay una plataforma con un mirador de 360º al que se puede llegar por los 776 escalones o por los dos elevadores que llegan en 34 segundos. Durante los veranos, la plataforma también es punto de reunión para los fanáticos del salto de caída libre. Finalmente, no se puede dejar de mencionar los restaurantes giratorios “Panorama” y “Donauwalzer”, los cuales ofrecen comida típica de Viena.

El Donaupark está abierto al público a cualquier hora. La Torre del Danubio abre todos los días de 10:00 a 23:00. Adultos pagan 5,90 euros y niños entre 6 a 14 años 4,30 euros.

Ambos están ubicados en el distrito de Donaustadt, en la parte norte de Viena. No existente conexiones de metro o tranvía directas, pero no está muy lejos de las paradas del transporte público. En el metro de Viena (U-Bahn), debes tomar las líneas U1 hacia las paradas Kaisermühlen o Alte Donau. Con la U6 puedes ir a la parada de Neue Donau. Desde todas estas paradas debes caminar unos 10 a 15 minutos. Si no quieres caminar puedes tomar el autobús 20B desde esas paradas, el cual te deja en la puerta del parque. La Torre se ve desde cualquier parte, así que es difícil que te pierdas.