El Parque Rural del Nublo se encuentra ubicado en el centro y sudoeste de la isla de Gran Canaria. Abarca los municipios de Artenara, Tejeda, San Nicolás, Mogán, San Bartolomé, San Mateo, Valleseco y Moya, con una extensión de 263 kilómetros cuadrados.

Comprende tres unidades bien definidas: la Cuenca de Tejeda, el Macizo de Sándara y los Barrancos del Suroeste, donde destaca el Monumento Natural del Roque Nublo, uno de los espacios más emblemáticos de la isla, hasta los acantilados costeros. El paisaje que se encuentra es escarpado, con zonas de gran espectacularidad. Tres sectores han sido considerados puntos de interés geológico, como en el caso de la Caldera de Tejeda o Ayacata.

El espacio recibe un uso humano intensivo ya que se encuentra habitado por 4.410 pobladores en varios asentamientos, que practican la ganadería tradicional y la agricultura. Pese a ello se encuentra en un excelente estado de conservación y alberga hábitats naturales en buen estado.

La flora del medio se compone de pinares nuevos y algunas masas boscosas al norte y sur con cardonales y tabaibales en las zonas bajas. El rosalillo es una de las especies endémicas amenazadas que se restringen a este espacio.

La abundancia de charcas artificiales, como los embalses de Soria y Chira, y acantilados costeros favorece la existencia de hábitats para muchas especies de aves.