Una de las zonas de mayor valor ecológico de la isla de Tenerife es el Parque Rural de Anaga. La superficie de este Parque Rural es de 14.500 hectáreas, de las cuales el 76,9% se encuentran en el municipio de Santa Cruz de Tenerife y el resto en La Laguna y Tegueste. Está formado por una cordillera abrupta con valles muy hondos y barrancos que llegan hasta el mar.

Una de las zonas más antiguas de la isla de Tenerife con la particularidad de ofrecer una fauna y flora muy ricas en endemismos y que antaño fue habitada por comunidades guanches. Es la consecuencia de un período de actividad volcánica muy intensa registrada hace 6,5 millones de años. De la fauna autóctona, debemos destacar especialmente la riqueza de la variedad avícola.

Se especial configuración geológica y extraordinaria biodiversidad natural hacen que el macizo de Anaga ofrezca extraordinarios paisajes con playas vírgenes, acantilados impresionantes y los frondosos bosques de laurisilva entre los que el Monte de Aguirre posee condiciones especiales y tiene acceso controlado.

Presenta muy escasa población repartida en numerosos caseríos como los de Afur, El Bailadero, El Draguillo o Taganana, dedicados a la agricultura y la pesca con métodos tradicionales

Para poder visitar las Reservas Naturales de Ijuana, El Pijaral y Los Roques de Anaga hay que solicitar permiso escrito, una semana antes, dado que poseen el máximo grado de conservación por tratarse de ecosistemas muy frágiles. Realizar algua ruta de senderismo para explorar el parque es lo más recomendable. No olvides pedir los permisos pertinentes.