El Parque Nacional de las Cañadas del Teide se encuentra en el centro de la isla de Tenerife, en la provincia de Santa Cruz. Ocupa 18.990 hectáreas de paisaje volcánico a 2.000 metros de altitud sobre el nivel del mar. Declarado Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO, en reconocimiento a su singularidad paisajística y geológica.

El macizo del Teide- Pico Viejo con 3.718 metros emerge en la gran caldera volcánica de las Cañadas del Teide, unas llanuras ocupadas por la sedimentación de lava en forma de cuevas, como la Cueva del Hielo y de roca estratificada, en los Roques García.

Puedes pasar la noche en el Parador Nacional que se encuentra a los pies del Teide, donde el cielo nocturno es de una claridad impresionante. Por eso este Parque está considerado uno de los mejores lugares en el mundo para la observación de las estrellas. Existe el en Parque un importante centro de observación astronómica.

En su terreno guarda restos arqueológicos de origen prehistórico y un rico tesoro ecológico. Su flora tiene gran cantidad de endemismos muy adaptados a condiciones extremas. Igual que su fauna, rica especialmente en animales invertebrados. El clima es extremo, caracterizado por la nieve en invierno, las altas temperaturas de verano y los fuertes vientos huracanados.

Puedes llegar al Parque desde cualquier lugar de la isla, pero lo mejor es hacerlo desde La Laguna, pasando por el centro de visitantes de El Portillo, a la entrada, donde podrás organizar mejor tu visita.