El Parque Nacional de la Caldera De Taburiente se encuentra en el corazón de la isla de La Palma.
El sitio posee un alto interés científico y unos paisajes de excepción que atraen por igual a estudiosos y viajeros ávidos de explorarlo.

Originado por una serie de explosiones de volcanes submarinos, este colosal cráter de forma de herradura tiene unas proporciones que lo convierten en uno de los mayores del mundo: 28 kilómetros de perímetro y más de 700 metros de profundidad, con salida al mar por el Barranco de Las Angustias.

Era venerado por los benahoríes, que en el interior del cráter erigieron el monolito Idafe, donde adoraban al dios Abora. Rodeado por espectaculares montañas de hasta 2.426 metros de altura en el Roque de Los Muchachos, que en invierno se cubren de nieve.

La flora de la caldera aloja helechos, cedros, pinos y otras especies que dan hogar a variedad de aves entre los que hallaremos cernícalos, cuervos y mirlos.
En el lugar conocido como Dos Aguas confluyen las aguas que bajan de las alturas, en multutid de ríos y saltos, y se canalizan para riego y consumo humano.

Para visitar el Parque lo mejor es pasar antes por el Centro de Visitantes del Parque Nacional, que abre todo el año entre las 9 y las 18:30 horas. Allí puedes informarte, acceder al material divulgativo y comprar planos del lugar o planificar una excursión. Ten en cuenta que en el Parque no hay carreteras y que el acceso es caminando, por lo que es aconsejable hacerlo en dos días, para ello debes solicitar permiso de acampada para la zona habilitada.