El Parque Moret es un tesoro de 72,5 hectáeas que forman el pulmón verde de la ciudad de Huelva. Se encuentra en pleno casco urbano, entre la barriada de Santa Marta y El Conquero. El primer parque con este nombre fue fundado en 1910, sufrió el deterioro y abandono a causa de la Guerra Civil y la Segunda Guerra Mundial. Cayó en desuso y el olvido absolutos hasta que en 2007 se reabrió, tras una reformulación, el que conocemos actualmente.

Vista aérea del Parque Moret

Su importancia no se debe solamente a su riqueza ecológica y medioambiental, ya que se diferencian zonas como masas arbustivas en las colinas, huertos y frutales en las vaguadas. Sino también a los múltiples usos que ofrece y a la proximidad, lo que facilita el acceso a los pobladores. También los yacimientos arqueológicos que alberga, con una ruta de 1,5 kilómetros a través de los cabezos, con zonas de descanso alternando el paseo, todo perfectamente informado a través de carteles informativos.

Sosiego en el Parque Moret

Posee una laguna que actúa como reserva de agua en caso de incendios y de riego en épocas de sequía. Una pequeña central de energía solar alimenta el sistema de bombeo para oxigenar el agua. El llenado de la laguna se hace mediante bombeo por energía eólica. Allí hay un embarcadero con botes de remo y posibilidades de practicar el nautimodelismo.

Paseo por el Parque Moret

También los mayores cuentan con su espacio en el parque urbano: dos pistas de petanca y una de rana especialmente pensadas para ellos.

Parque Moret de Huelva

Muchos pintores han retratado al antiguo Parque Moret en bellos óleos que nos cuentan cómo era la vida del parque por aquellos años. Afortunadamente se tomó conciencia de la necesidad de rescatar este valor para la ciudad.