Conocido también como “Los Jardines del Retiro”, datan su origen en los años 1630 y 1640, cuando se inicio la construcción de la primer obra arquitectónica del parque, el “Palacio del Buen Retiro”, que vendria a ser edificada sobre los terrenos que el Conde Duque de Olivares le regaló al rey de España para el recreo de su Corte, siendo un regalo bastante ideal para la corona, ya que el parque estaba alejado de sus labores cotidianas, lo que representaba un excelente lugar para descanso, sumido entre espesa naturaleza, bosques y riachuelos. Tienes más información en: “Parque del Retiro de Madrid“.

Tienes más información en: "Parque del Retiro de Madrid".