Parque de atracciones del Prater (Wurstelprater) es conocido por sus carruseles, montañas rusas y sobre todo por la Noria de Viena (Wiener Riesenrad). Es el destino predilecto para las familias de la ciudad.

La Noria es muy visitada por los turistas y es uno de los símbolos de la ciudad. Con una altura de 64.75 metros fue una de las más grandes por la mayor parte del siglo XX. Tiene 15 góndolas con una vista espectacular de la ciudad. La montaña rusa Hochschaubahn de proporciones gigantescas también ha sido una de las atracciones más famosas de los visitantes del Prater.

El Prater siempre ha cambiado de perfil, se ha modernizado y adaptado a los tiempos. Una atracción siempre reemplaza a la otra. Sin embargo, hay algunas que han sobrevivido al tiempo. Algunos de ellas como el carrusel de ponis —el cual data del año 1887—, el mini ferrocarril que recorre todo el lugar, la torre del tobogán o los trenes de fantasmas ya forman parte del panorama del parque.

La entrada al parque es libre. Sin embargo cada atracción tiene una tarifa diferente por ser negocios individuales. Los precios varían entre 1 a 10 euros. El parque abre de 10:00 a las 00:00 durante su temporada (15 de marzo al 31 de octubre). La Noria abre todo el año.

Para llegar por un tren o usando la línea U1 del metro (U-Bahn) hacia la parada de Praterstern. Si vas en tranvía puedes tomar el 21.