El edificio del Parlamento en Viena alberga a las dos cámaras de Austria: el Nationalrat (consejo nacional) y Bundesrat (consejo federal). No sólo es el centro político de Austria, sino que también es una atracción turística muy popular en Viena.

La primera piedra se colocó en 1874 y recién fue usado en 1883. El Parlamento es una muestra del renacimiento del estilo griego. El detalle más saltante es la estatua de 4.5 metros de Atenea frente al parlamento. El frontón del edificio está decorado con escenas en relieve del Imperio Austrohúngaro. Hay ocho columnas de estilo corintio sosteniendo el frontón. El techo del edificio está decorado con 4 cuadrigas hechas de bronce. El mármol austriaco fue usado para buena parte de la construcción.

En el interior lo más destacado es el Salón de los Pilares y la Cámara de la Asamblea Federal (nombre de la sesión conjunta de ambas cámaras). Ambas tienen también fuertes influencias griegas. La primera tiene 24 pilares corintios de 16 toneladas cada una. El conjunto carga el tragaluz y los lados artesonados. En cuanto a la Cámara, está basada en un anfiteatro griego. Tiene un total de 516 asientos. El fondo de la cámara tiene columnatas de mármol que cargan el frontón. Las figuras en él representan las horas del día. En el lateral de las columnatas ha estatuas de personajes históricos de la antigüedad.

El precio de la entrada es de 4 euros. Cuando el Parlamento está en sesión, sólo abre el Centro del Visitante —el cual sólo tiene información y una cafetería— de 08:30 hasta las 18:30. Cuando el parlamento está en receso, está abierto al público de lunes a viernes de 09:30 hasta las 16:30. Los sábados abre hasta las 13:30. La mejor época para visitarlo es en verano.

Para llegar se puede tomar los tranvías 1 o 2. También se llega rápidamente a través del metro de Viena (U-Bahn) tomando las líneas U2 y U3 hacia Volstheater.