torre eiffel 

París es probablemente una de las ciudades más bellas del mundo, con ese toque romántico, es la ciudad que no defrauda a nadie. ¿Quien no ha sentido nunca esas ganas de coger el primer avión y desplazarse hasta la maravillosa ciudad de París?

París es una de las pocas ciudades que tiene un centro establecido, más bien toda ella es el centro, con su aspecto antiguo y clásico, donde un paseo hace que no exista el tiempo.

Allí además, esta la famosa Torre Eiffel, nadie que va a París vuelve sin haberla visto, cada paso que das acercándote hacía ella te vas quedando más maravillado por su inmensidad y su belleza.

También encontramos el arco del triunfo, situado en la Plaza de la Estrella, es el punto de partida de varias avenidas importantes, es una zona de ocio, el lugar favorito de los parisinos para comprar, ir al cine…

Las vistas desde el Sagrado Corazón de Montmartre son maravillosas y dan una gran sensación de paz y tranquilidad impropia de una ciudad repleta de turistas.

Para todos aquellos amantes de la tranquilidad, las buenas vistas y la magia esta es la mejor ciudad, París hay que ir al menos una vez en la vida para descubrir lo que se siente al ir por todas esas calles antiguas, ver todos los monumentos. Esta magnífica ciudad nos aguarda muchos secretos en su interior.

 Arco del triunfo Sagrado corazón