El Barrio de Palermo es el más extenso de la ciudad de Buenos Aires. Ubicado en la zona norte de la ciudad, destaca por su gran cantidad de parques y plazas, extensiones verdes que, como en el caso del Parque 3 de Febrero, son el pulmón de la ciudad.

Palermo es un barrio con alto interés para los turistas, porque su oferta de ocio y cultura satisface a quien lo visite. Allí encontramos el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA), pasando por el Jardín Botánico, el Jardín Zoológico, el Planetario, el Campo de Polo, el Hipódromo y muchas alternativas más. Acompañadas por una propuesta de gastronomía internacional de alto nivel y sus bares, famosos por la tertulia vanguardista.

El barrio está dividido en dos, Palermo Chico y Palermo Viejo, con características muy distintas. El primero de calles angostas, arboladas y de trayectorias caprichosas, se diferencia por carecer de comercios y albergar los palacetes de estilo francés más suntuosos de Buenos Aires. Mientras Palermo Viejo, con calles anchas y casonas antiguas, que en los últimos años tiene diferentes áreas bien definidas y se ha tornado en lugar de moda de la ciudad.

Así tenemos Palermo Hollywood, con una gran concentración de productoras de cine y televisión. Por otro lado Palermo Soho, la zona del diseño y la moda alternativos de la gente joven, bulle de nuevas propuestas culturales vanguardistas. Y algo más alejado del ruido diario aparece Las Cañitas, pegado al Club de Polo, que por la noche se transforma en el epicentro de la marcha en restaurantes, pubs y discotecas.