El Palacio de Montehermoso en Vitoria, ha tenido diferentes roles durante su historia. En la actualidad, tras una profunda remodelación y la expansión de su área mediante la anexión del Antiguo Depósito de Aguas de Vitoria, el edificio abrió sus puertas como el Centro Cultural Montehermoso.

Fue construido en por Hortuño Ibáñez de Aguirre, miembro del Consejo Real de Castilla y de la Inquisición, con el objeto de albergar una comunidad de monjas Dominicas. Sin embargo, una vez concluido, el Palacio se convirtió en su residencia privada. Fue también alojamiento habitual de monarcas españoles y de otras personalidades en su paso Vitoria. Luego de varios cambios de manos, en 1994 el Ayuntamiento de Vitoria compró el edificio al Obispado y lo convirtió en un Centro Cultural.

Desde entonces, sus 4.671 metros cuadrados de superficie útil han acogido numerosas exposiciones de pintura, fotografía, maquetas y montajes, recitales musicales, actos para niños, conferencias y otros eventos culturales.

Las lugares más destacadas son: el patio interior, concebido como área de recepción de visitantes y de distribución de salas; el depósito de aguas, rebautizado como Espacio Ohianederra y ahora sala de arte; la Sala Melchor Gaspar de Jovellanos, dedicada a las proyecciones; la Mediateca, que administra fondos artísticos en los campos de las artes visuales y multimedia, y el Centro de Documentación de Artes Plásticas. Además, el edificio, con su arquitectura de estilo Neogótico, es una atracción en sí.

El Centro Cultural abre de martes a domingo de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00. Los lunes el Centro permanece cerrado. Está ubicado en la parte más elevada y antigua de la ciudad, en el área conocida como El Campillo. La línea 15 de autobuses tiene parada cerca del edificio.