El Palacio de Drottningholm (literalmente “Islote de la reina”) fue edificado en el siglo XVII en la isla Lovön y es el palacio real mejor conservado de Suecia. Es la residencia permanente de la Familia Real y uno de los tres patrimonios de la humanidad que tiene Estocolmo.

Palacio de Estocolmo

El Palacio se construyó según el modelo francés del arquitecto Nicodemus Tessin el Viejo, por encargo de la reina Hedvig Leonora. Desde entonces, varios miembros de la realeza han dejado su sello en el palacio. Hay salones magníficos de los siglos XVII, XVIII y XIX, un hermoso parque, un teatro de palacio único, el jardín barroco y el Pabellón Chino.

Kina Slott

Desde 1981 el Palacio de Drottningholm es la residencia permanente de la actual Familia Real. Las habitaciones del ala sur del palacio están reservadas para los miembros de esta familia.

El precio de la entrada al palacio es de 70 coronas (7,20 euros). Niños y adolescentes entre 7 y 18 años pagan 35 coronas (3,60 euros). Tours de 50 minutos están incluidos en el precio de entrada. El Palacio abre de junio a agosto con tours a las 11:00, 12:00, 13:00, 14:00, 15:00 y 16:00.

Jardin inglés Drottningholm

La mejor forma de llegar al Palacio es a través del tren de cercanías, cuya parada más cercana (Rosersberg) está a 2km. Hay bastante espacio para aparcar, así que si quieres ir en coche debes tomar la autopista E4 y seguir las señales hacia Rosersberg y luego hacia el Palacio.