La caída del cenit sobre El Sena es tan conocida por películas y fotografías que su belleza a veces se siente detenida en el tiempo.

El Sena atraviesa la ciudad de París para formar una especie de ribera en la que los edificios y monumentos más importantes de la ciudad se pueden apreciar. Así observamos desde el Sena el atardecer y enfocándonos en el horizonte podemos tener vistas lindísimas de la torre Eiffel, el Museo del Louvre y la Défense.

sena

Por un lado, esta Florencia, ciudad de Italia, que es capital de la región de Toscana. Su belleza no sólo radica en su paisaje en el atardecer que cubre sus praderas, sino que además lo lleva en su historia que dio cuna al Renacimiento.

Su belleza radica en la cercanía al Arno que hace unos años se inundó dejando cuantiosos daños. A pesar de estos imprevistos climatológicos, la belleza de Florencia radica en su ambiente al pasar la mañana, cuando es cubierta por un halo naranja.

florencia atardecerflorenciario sena