Maravillarse con los paisajes que existen en el planeta es tarea que no tiene fin. El hábitat natural de millones de especies, las facilidades turísticas que preservan el concepto de turismo natural o turismo ecológico son solo algunas de las herramientas de las que nos hemos hecho para poder disfrutar de estos parajes. Aquí dos que son bellísimos:

queensland

Queensland en Australia: Esta bellísima silueta de costa ubicada al norte de Queensland vive en un perfecto estado gracias a una tupida selva orgánica que se acerca al océano. Su belleza natural se consagra con la belleza del ferry que va por sus aguas.

angkor library

Sus bosques fluviales, le permiten a las plantas sobrevivir en un clima ideal para ellas y sus animales libres, especialmente: marsupiales y aves de la zona.

Otro de los recovecos de ensueño, esta vez creado por la mano del hombre, pero con disposición divina, de eso no hay duda es Angkor Wat en Tailandia, templo bellísimo construido bajo proporciones en tres niveles, que le dan un enfoque vertical a sus torreones.

La idea detrás del templo era crear una especie de microcosmos en la tierra y lo han logrado con sus bellas paredes pintadas y llenas de glifos. Su belleza es tal que es considerado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.