Al igual que siempre es un punto estratégico para la defensa de la ciudad, lo ha sido para mantenerla bajo control, junto con la fortaleza en el otro extremo de la ciudad. En el año 1843 se bombardeó la ciudad desde el castillo para poner fin a la rebelión de la jamancia lo que destruyó o dañó 460 edificios.El castillo también ha sido utilizado numerosas veces como prisión para presos políticos hasta los tiempos de la dictadura de Franco, y lugar donde posteriormente eran fusilados y enterrados en el cementerio del lado sur-oeste de la montaña. Durante el siglo XIX y XX se fusilaron varios anarquistas (entre ellos el pedagogo Francisco Ferrer y Guardia) y en 1940 a Lluís Companys presidente de la Generalidad de Cataluña. Tienes más información en: “Pabellón de Montjuic en Barcelona“.

Tienes más información en: "Pabellón de Montjuic en Barcelona".