Roma no sólo es la capital europea de la cultura, también es el protagonista de una serie de celebraciones anuales de gran importancia para la humanidad. La navidad en Roma es una excelente oportunidad para disfrutar de los escenarios y monumentos históricos de la ciudad italiana bajo el clima festivo de las fiestas de fin de año.

Roma se viste de gala cada vez que llega la temporada navideña, aprovechando la demanda turística para explotar sus principales sitios de interés. Las calles se tornan alegres y el espíritu navideño invade a todos los italianos y turistas, quienes acuden masivamente a diferentes espectáculos y presentaciones que suelen programarse para estas fechas.

Con el respaldo de su historial milenaria, la capital italiana no puede ser ajena a la tradición católica, que ocupa un rol trascendental en casi todas las ceremonias que acostumbran celebrarse para la navidad. Evidentemente, no podrán faltar algunos iconos representativos para esta fecha como la decoración del árbol de navidad, los belénes, las misas previas a la navidad, la misa de gallo, las reuniones de oración, las reuniones familiares para compartir entre todos, etc.

Pero si existe un centro de mayor afluencia de público, entonces hablamos de los mercados navideños, los mismos que inundan las calles romanas con una amplia variedad de tiendas para realizar todo tipo de compras: regalos, ropa, dulces, artesanía, recuerdos, entre otros productos.

Debido a su fuerte presencia religiosa, la fiesta navideña también es una oportunidad para concurrir a lugares como la Basílica de Santa María la Mayor, construida en el siglo VII. Este escenario se ha convertido en un punto emblemático para rendir homenaje al Niño Jesús.

Y si estás cerca a la Basílica de Santa María la Mayor, entonces no dudes en dar una vuelta por el Vaticano, que cada día recibe la visita de miles de turistas y extranjeros. Sin embargo, la fecha central de la tradición religiosa tiene lugar la noche del 24 de diciembre, donde se conmemora la Misa del Gallo, oficiada por el Papa.