La ciudad histórica de Praga se prepara para uno de los eventos más festivos del año, organizando una serie de actividades y celebraciones en torno a la llegada de la navidad. Prepárate para vivir de una atmósfera inspiradora y llena de alegría, porque la época navideña ha comenzado en Praga.

La Navidad en Praga

Los ciudadanos y turistas invaden las principales calles del centro histórico para moverse por los diferentes mercadillos navideños que suelen levantarse para estas fechas, además de asistir masivamente a los espectáculos que se ofrecen con motivo del nacimiento del Niño Jesús.

Tradiciones navideñas en Praga

Desde los últimos días de noviembre, Praga se viste en un clima festivo para explotar al máximo los distintos centros de interés turístico, valiéndose del toque particular de la ciudad barroca, renacentista y gótica para añadir un poco de espíritu navideño. Es aquí cuando la magia cobra un papel protagónico.

Pero dejando de lado por un instante los espacios culturales y artísticos, Praga congrega una actividad perenne en el corazón de los mercadillos navideños, donde es posible hallar una exquisita variedad de productos artesanales, ropa, recuerdos, regalos y mucho más. El mercado que goza de mayor popularidad es el Old Town Square.

las navidades en Praga

Y si de centros se trata, entonces no dudes en acudir a la plaza Wenceslao, que no sólo es la más grande de la ciudad, sino que ostenta de un aire moderno y amplio para disfrutar de los mejores establecimientos, restaurantes, cafeterías, y diversos espacios nocturnos.

Cena navideña en Praga

Praga es un destino europeo que tiene una serie de tradiciones en su cena navideña que son importante de resaltar. Lo primero es que se suelen comprar los pescados y mariscos vivos, sobre todo la carpa que es la que trozaremos para comer en la cena de nochebuena (se le suele tener en la cocina o en la bañera de la casa esperando el momento en que la cocinemos).

Navidad en Praga

Otra tradición es el tomar sopa de lentejas como merienda, además, para acompañar la cena se suele preparar ensaladilla de patatas. En vez del cava o del vino, en Praga es común conversar con la familia y amigos, después de la cena, tomando una cerveza de trigo o alguna otra bebida fría.