Las navidades en Laponia están marcadas por la presencia protagónica de Santa Claus, uno de los personajes más queridos durante esta época del año. Hasta aquí llegan miles de niños ilusionados por conocer la famosa cabaña de Santa Claus, caminando por sus tiendas y talleres mágicos donde se fabrican los regalos para todos los niños del mundo.

En la temporada navideña, Laponia es el lugar soñado por grandes y chicos, porque aquí se encuentra uno de los escenarios más importantes que ha servido de inspiración para la mítica leyenda de Santa Claus. Es así como en la población de Rovaniemi podemos encontrar una acogedora cabaña que se transforma en una verdadera fábrica de juguetes, con elfos mágicos y pequeños duendes responsables de todo el trabajo.

En pocas palabras, hablamos de una experiencia inolvidable marcada por el toque mágico de las fiestas navideñas; un tour turístico en el que podemos presenciar las tiendas y talleres que Papá Noel utiliza para fabricar sus muñecos y juguetes, así como la oficina de correos y otros ambientes descritos en cuentos y clásicos sobre la navidad.

Pero la aldea de Santa Claus no es el único lugar de referencia al que podemos acudir, también existen distintas actividades recreativas y zonas naturales donde se puede admirar toda la belleza paisajista de la región europea, entre bosques de abundante vegetación, lagos helados y cúmulos de nieve.

En ese sentido, una de las actividades más solicitadas por los turistas es el paseo en moto de nieve y trineos, moviéndose por algunas estaciones de esquí y parques de renos.