La temporada navideña en Granada es uno de los eventos que viste a la ciudad española de un clima festivo y ambiente colorido en el que se ponen en marcha las más fervientes tradiciones. Aquí las razones para pasar la Nochebuena en el corazón de Granada.

La época de navidad no sólo es una oportunidad para disfrutar de unas merecidas vacaciones familiares y del puente de fin de año, también es una invitación para celebrar una serie de festividades costumbristas que suelen programarse para estas fechas, así como una exhibición de platos típicos y meriendas exquisitas.

Entre los diferentes escenarios que podemos visitar durante nuestra estadía en Granada, no podemos dejar de visitar el Mercado navideño de Bib-Rambla, que se ubica en el centro de la plaza, exactamente a la vuelta de la esquina de la Catedral renacentista. Durante nuestro paso por el Mercado navideño es posible encontrar una increíble variedad de artículos artesanales, así como adornos navideños, ropa, alimentos y otros.

Después podremos visitar la plaza del Carmen, la misma que también alberga uno de los eventos más sobresalientes en estas fiestas navideñas y que tiene lugar entre el 16 de diciembre y el 6 de enero del año siguiente, donde se escenifica el belén navideño que atrae las miradas de miles de de personas.

En tanto, la víspera de navidad suele celebrarse bajo las costumbres y rituales que dictan la religión católica. En la noche se preparan encuentros familiares después de las misas respectivas y se disfruta de la cena navideña en familia. Para estos días, la celebración se torna más contemplativa y reflexiva.

Para fin de año hay un cambio notorio en clima de la ciudad ya que las fiestas de nochevieja están a la orden del día, invadiendo las calles más céntricas de Granada donde se improvisan festejos al aire libre y conciertos en vivo en bares y establecimientos privados. Un punto muy concurrido es la Plaza Mariana Pineda.