El museo ubicado en el Jardín de Ruínas de Aquincum intenta conservar y conmemorar a esta villa, creada por los romanos hace dos mil años. En tu paseo podrás revivir momentos que fueron históricos para sus habitantes. El Museo está ubicado en la villa Aquincum, una zona urbana de los tiempos romanos ubicada a las afueras de Budapest.

Aquincum de dia

Definitivamente una joya histórica de una civilización, que originalmente estuvo poblada por los celtas y que posteriormente sirvió como base militar a los romanos. Se trató de una ciudadela muy adelantada en su época, pues sus habitaciones contaban con calefacción, baños, palacios públicos, etc. El precio de las entradas oscila entre 360 y 1200 florines por persona, infórmate sobre precios por grupos y las tarifas de las visitas guiada en tu idioma, puedes acceder desde las 10 de la mañana.

Jardin de Aquincum

En el museo podrá deleitar tu vista de pinturas murales, así como un impresionante órgano hidráulico de tiempos lejanos, y mosaicos reconstruidos. Sin lugar a dudas te llamarán la atención las piedras que adornan el jardín. Pero el recorrido no termina aquí el siguiente punto es el Thermae Maiores, unas ruinas que eran parte de una zona de baños del legendario batallón romano. Y para conocer mayores detalles de cómo fue el paso que los romanos dieron por Budapest, no dejes de visitar el Museo Monográfico.

Vista panoramica de Aquincum