El Museo Vasco de Bilbao muestra, a través de sus colecciones, la evolución histórica del pueblo vasco, desde la prehistoria hasta la actualidad.

Fue inaugurado en 1921 en el solar del antiguo colegio de San Andrés, propiedad de la Compañía de Jesús. Poco a poco el museo fue ocupando los edificios anexos y aumentando sus colecciones. Hasta el 2002 fue conocido como “Museo Etnográfico”, nombre que perdió tras una rehabilitación completa del edificio, al que se le dotó de los accesos desde la Plaza de Unamuno.

En total, el museo alberga una colección de casi 18.000 objetos. Sus exposiciones permanentes muestran la prehistoria de Bizkaia, el mundo del mar, la pesca y el comercio, el complejo pastoril, la industria artesanal del tejido, la cerámica, las armas y el mobiliario.

La primera sección, correspondiente al claustro del museo, expone lápidas, estelas funerarias, escudos de armas y sarcófagos de los siglos XV y XX. En el centro se encuentra el ídolo en piedra de Mikeldi, representación animal pre cristiana de la Edad del hierro.

El resto de salas se reparte en los otros tres pisos. La segunda sala contiene arte religioso, con imágenes y alabastros. La tercera sala expone cerámica, armas y objetos de farmacia (destaca un armario-farmacia barroco del siglo XVIII). La cuarta sala exhibe objetos de la prehistoria, junto a secciones dedicadas al mar, hierro y la metalurgia. La quinta sala está dedicada a la etnografía vasca, centrándose en la vida en los caseríos. La sexta sala describe en relieve, el territorio de Vizcaya con maquetas de torres y castillos. La séptima sala, está dedicada al Consulado de Bilbao que, desde 1511 y durante 3 siglos, se ha encargado de regular la navegación y el comercio de la ría.

El precio de la entrada es de 3 euros. Los estudiantes pagan 1,50 euros. La entrada es gratuita para los jubilados y para menores de 10 años. Los jueves es gratuita para todos. El museo abre de martes a sábado de 11:00 a 17:00. Los domingos sólo abre hasta las 14:00. Lunes y festivos permanece cerrado.

Se puede llegar tomando la línea L1 y L2 del metro hacia la parada “Casco Viejo”