Se ha convertido este Museo en el más importante Museo Etnográfico de Las Vegas del Guadiana, por la variedad de sus piezas y la buena y didáctica distribución de las mismas. Llama la atención del visitante la excele nte adecuación que se ha hecho del edificio y sus dependencias para organizar un recorrido por las mismas, separando perfectamente los oficios y consiguiendo una visión atractiva de lo que antaño fueron trabajos y labores comunes entre la población extremeña.

Museo Etnográfico de Don Benito

El edificio sede del Museo fue adquirido por el Ayuntamiento y perteneció a Los Condes de Campos de Orellana, data de principios del siglo XX, su arquitectura señorial de elementos eclécticos es un magnífico soporte para contener un fondo de unas 2000 piezas representativas de los usos, costumbres y tradiciones de Don Benito y su comarca, desde finales del siglo XIX.

A través de sus dos plantas el Museo muestra los ambientes de vida y trabajo de una sociedad rural que conviven con otros de pequeños artesanos y comerciantes y con los de una incipiente burguesía.

Museo Etnográfico de Don Benito

En la planta baja hay 28 salas y las oficinas y en la planta alta 6 salas de exposición y varias dependencias destinadas a almacén y restauración de piezas. En la planta baja la droguería, barbería, cocina, imprenta, zapatería , sastrería, taller de construcción de caballitos de cartón, escuela, portal matancero, bodega, dormitorio, sala de estar, consultas médicas, despacho, ultramarino, arte sacro y las salas dedicadas a albergar las esculturas de Torre Isunza e indumentaria.

Y en la planta alta se encuentran espacios dedicados al utillaje agrícola, ganadería, pesca, cultura pastoril, industrias agrícolas caseras ( apicultura, quesería ), y los diversos oficios ( herrería, aperador, carpintería, telar, soguero, picapedrero, agrimensor, hojalatero ), también parte de construcciones y edificios, como un tapial y un del suelo de rollo tal y como estaban empedrados los antiguos caños de las casas de nuestra zona, además de una sala en donde se reconstruyen las oficinas de la antiguas Cámaras Agrarias, y otras destinadas a música y fotografía.

Destaca la variedad de sus piezas y su excelente conservación, así como la organización que se ha hecho de las mismas, separando perfectamente los diferentes oficios, recreando en lo posible su ambiente original.

Museo Etnográfico de Don Benito

Se pretende conjugar las distintas facetas en el sistema de trabajo característico del extremeño tradicional, sencillo, comprensivo, creativo y artesano, procurando formar conjuntos coherentes de piezas, tanto para su equilibrio como para su conservación e investigación y estudio. Se ha intentado seguir un criterio didáctico, de suerte que cada sala o conjunto de algunas de ellas contenga una faceta concreta y determinada de la vida cotidiana de Don Benito.

Fuente del la información:
http://turismo.extremaduraregion.com