En 1861 se funda el Museo del Vidrio en la isla de Murano, rápidamente creció mucho con las donaciones, de siglos pasados y de los fabricantes con sus modernas creaciones.

No se conoce exactamente el origen del arte del vidrio en Venecia, pero si sabemos que es un verdadero arte que dominan.

En el Museo del Vidrio podemos hacer un recorrido por la historia de su elaboración y ver piezas arqueológicas de muy alto valor. En esta colección, ordenada cronológicamente, encontrarás piezas de época romana, muestras de vidrios del Antiguo Egipto y frascos fenicios. Entre las más de 4.000 piezas expuestas destacan, una lámpara de araña de 330 kilos de peso y la famosa copa nupcial Barovier, de color azul cobalto con esmaltes polícromos.

La evolución de la técnica de elaborado se puede apreciar en las obras de origen contemporáneo. Entre ellas, la lámina Bárbaro (1914), un mosaico en vidrio creada por Zecchin y las obras de Martinuzzi, de 1926.

La entrada al Museo es de 6,50€ y la reducida es de 4€. Está incluida dentro de la tarjeta Museum Pass. Puede visitarse de noviembre a marzo entre las 10 y las 17 horas, y de abril a octubre entre las 10 y las 18 horas. Los miércoles permanece cerrado. La visita a este Museo es altamente recomendable.