El Museo de Ana Frank de Ámsterdam muestra el lugar donde la familia Frank tuvo que pasar su encierro y brinda información general sobre el Holocausto. Es visitado por un millón de personas al año gracias a la popularidad del libro “El diario de Ana Frank”.

Museo de Ana Frank

El edificio sería uno más si no hubiese sido por la historia que encierra. Fue ahí, en un refugio acondicionado por Otto Frank, donde la familia completa y otros perseguidos se ocultaron de la persecución a los judíos. La entrada era disimulada mediante una biblioteca.

En el museo se conservan objetos personales de la familia, las fotos y afiches que Ana pegara en las paredes, unas rayas que Otto iba haciendo en la pared para marcar el crecimiento de sus hijas, un mapa de Normandía donde Otto señalaba el avance de los aliados y, por supuesto, los duplicados del diario de Ana —compuesto en realidad por varios cuadernos y muchas hojas sueltas.

Casa Museo de Ana Frank

El precio de la entrada es de 8,50 euros para adultos y de 4 euros para aquellos entre los 10 y 17 años. Niños menores de 9 no pagan. No se hacen descuentos a estudiantes ni a grupos. Los horarios son muy variables. Siempre abre a las 09:00, pero la hora de cierre variará según la temporada. En verano, el museo abre hasta las 22:00. El resto del año cierra entre las 18:00 y 21:00.

Interior del Museo de Ana Frank

El museo se encuentra en el centro de Ámsterdam. Desde la Centraal Station, se puede llegar a pie en 20 minutos o acercarse con el tranvía (línea 13 o 17) o el autobús hasta la parada Westermarkt y bordear el canal Prinsengracht hacia la derecha.